DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Cádiz

Los vecinos del Paseo Marítimo aprueban la ampliación de las terrazas este año

  • Piden al alcalde que apoye la propuesta de los hosteleros "porque es la única manera de salir de ésta"

  • Reclaman aparcabicis, iluminación en la playa, limitación de los accesos o mobiliario más seguro

Una imagen del Paseo Marítimo de antes del estado de alarma. Una imagen del Paseo Marítimo de antes del estado de alarma.

Una imagen del Paseo Marítimo de antes del estado de alarma. / D. C.

La polémica con las terrazas está servida. Y uno de sus últimos capítulos se localizan en el Paseo Marítimo, cuyos hosteleros han pedido incrementar una línea de mesas para sus terrazas ante la oposición de la Asamblea Ciclista. A la espera del posicionamiento final del Ayuntamiento, la última voz en aparecer en este conflicto es la asociación de vecinos Balneario-La Cortadura, que tras su reciente creación irrumpe en la esfera pública mostrando su apoyo a los hosteleros del Paseo Marítimo.

Como bien define su nombre, esta asociación aglutina a los vecinos de todos los bloques de viviendas desde Ingeniero La Cierva hasta Cortadura, entre la Avenida principal y la playa. Por tanto, son implicados directos de la propuesta de ampliar las terrazas en la zona del Paseo. Y en este sentido, han reclamado al alcalde “que se busque un equilibrio en el que si ahora toca desplazar la balanza hacia los vecinos de la zona y sus empresarios de hostelería se haga, porque es la única manera de salir de ésta”. “Y si toca usar los restantes 17 kilómetros de carril bici este verano de una forma más intensa y el kilómetro escaso del Paseo Marítimo de una forma más controlada, no debe ser un problema, siempre que con empatía nos coloquemos en el lugar del otro, o siendo egoístas en el lugar de nosotros mismos, pues cuando nos bajamos de la bici queremos sentarnos en una terraza”, han añadido los vecinos.

En relación a las quejas de la Asamblea Ciclista, la nueva entidad vecinal pide mayor preocupación “para que coloquen aparcibis, que después de los existentes junto a Ingeniero La Cierva no vuelve a encontrarse otro hasta Cortadura, o para que el control de vehículos que acceden al Paseo se limite al mínimo”, entendiendo que el actual “no es momento de pensar en la falta de industria en Cádiz, sino en conservar la industria turística que tenemos”. Además, recuerdan los vecinos que esa zona de la ciudad viene de un verano, el de 2019, que estuvo marcado “precisamente por la realización de las obras en todo el Paseo que provocaron el cierre de hasta doce bares y restaurantes de los no más de veinte que hay, especialmente en la zona final del Paseo Marítimo”.

Siguiendo con estas reclamaciones para el Paseo, la asociación reclama la iluminación de la playa, el refuerzo de los servicios de limpieza, mayor seguridad del mobiliario urbano como barandillas o papeleras, facilitar el acceso a los aparcamientos controlando el acceso a esa zona del Paseo “y nueva línea de terraza con carácter temporal, que permita prestar un mayor y mejor servicio”.

“En definitiva, hacer real un Paseo multidiverso con distintas opciones y servicios, en las que todos tengamos cabida, atendiendo a lo largo del día y noche todas las ofertas posibles”, resumen los portavoces de los vecinos de la zona, que en esta guerra que ha generado la ciudad en relación a las terrazas se pocionan al lado de los empresarios de la hostelería y el comercio. “Son generadores de empleo y de oferta de ocio y bienestar para el ciudadano y el turismo, por lo que debemos recordar que esta es la principal industria de nuestra ciudad”, traslada la entidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios