Cádiz - Barcelona El club anuncia duras medidas contra los más de 700 abonados que intentan revender sus entradas

Carnaval de Cádiz

Julio Pardo: homenaje ante una de las cunas del tango gaditano contemporáneo

El coro de Julio Pardo en la inauguración de la placa en la casa natal del corista / Lourdes de Vicente

El llorado corista Julio Pardo ya cuenta con un reconocimiento en su casa natal. Este Día de Andalucía de 2024, un año después de que se le entregara la Medalla de Oro de Andalucía a título póstumo, será también recordado por la iniciativa personal e intransferible del carnavalero gaditano Miguel Domínguez Parilla, que ha organizado y costeado la colocación de una placa en la casa natal de Julio Pardo, en el portal número 10 de la calle Conde O'Reilly. En un acto sencillo, cercano y emotivo se ha descubierto esta placa con la presencia, como no podía ser de otra manera, del coro de Julio Pardo ahora en manos de su hijo.

Los sones del tango han sonado este mediodía del 28 de febrero ante una de las cunas, pues, del tango gaditano contemporáneo, ante la casa natal de uno de los autores más señeros del Carnaval de Cádiz y de los más laureados: 15 primeros premios, 14 segundos, cinco terceros y un cuarto puesto jalonan el paso de sus coros por el Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas del Gran Teatro Falla.

Han sonado el histórico tango de 'Taberneros de puerto' de 1982 ('Como el aroma de nardos'), el tango dedicado a Andalucía de 'Vamos a la ópera' ('A mí Dios me dio la suerte...') y la copla con la que 'Los luciérnagas', el coro ya con música de Julio Pardo Carrillo en el reciente último concurso, homenajeaba en la final al desaparecido corista.

Se trata de la segunda placa que se coloca en homenaje a un carnavalero por la iniciativa privada de Miguel Domínguez Parrilla, histórico miembro de las no menos históricas agrupaciones del chirigotero Ramón Díaz 'Fletilla'. El arranque fue, en el último mes de diciembre, para Emilio López Prats, el contralto de las comparsas de Paco Alba. Entonces fue en el barrio de Santa María, en la calle Goleta, y sonaron los acordes del inigualable Brujo.   

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios