Ayuntamiento de Cádiz Intervención suspende los pagos a la empresa del Punto Limpio

  • Desde 2017 viene avisando a Medio Ambiente de que la encomienda de gestión debe finalizar

El interior del Punto Limpio instalado en la Zona Franca El interior del Punto Limpio instalado en la Zona Franca

El interior del Punto Limpio instalado en la Zona Franca / J.C.

Comentarios 3

La situación irregular que desde hace años atraviesa la gestión del Punto Limpio inaugurado en 2006 en la Zona Franca ha provocado que la Intervención Municipal haya procedido a suspender los pagos a la empresa que sigue prestando este servicio. Una resolución adoptada a finales de noviembre que llega tras varias diligencias y reparos previos que no se han atendido.

El problema de la gestión del Punto Limpio viene dado por el cambio de la empresa encargada de su gestión, que pasó de ser pública a ser mayoritariamente privada, con capital proveniente de Valoriza (grupo al que pertenece una de las empresas que están al frente del servicio de limpieza de la ciudad), S.M. y GS Inima. Este hecho hace “imposible su mantenimiento desde el punto de vista jurídico”, según ha venido alertando la Intervención. Y es que al perder esa condición de empresa pública, Biorreciclaje de Cádiz S.A. “no reúne la condición de medio propio del Ayuntamiento de Cádiz ni el resto de los requisitos legalmente exigibles”, explica la última nota de reparo emitida por Intervención. En este sentido, conviene señalar que uno de esos requisitos es que la figura de la encomienda de gestión no puede alargarse más de una década, como sí está ocurriendo en este caso (ya que la gestión se le encomendó en 2006).

Desde el año 2017 viene Intervención poniendo reparos a las facturas que mensualmente emite la empresa por los servicios de Punto Limpio y por el transporte de residuos no consorciados que son tratados en esta instalación de la Zona Franca. Y en varias ocasiones ha remitido escritos a la delegación de Medio Ambiente para que se realicen los estudios y propuestas “para la más eficiente y eficaz prestación del servicio, pero en cualquier caso con la exigencia que impone la legislación de declarar extinguida la encomienda de gestión existente en relación con Biorreciclaje de cádiz S.A.”.

Una encomienda de gestión que según se señala en el último reparo mantiene su vigencia “hasta tanto no se comunique con dos meses de antelación la finalización”, según se especificaba en el convenio suscrito por el Ayuntamiento en 2006 (tras ser aprobado por la Junta de Gobierno Local con fecha 9 de junio de ese año) con la empresa entonces mayoritariamente pública.

Ya el pasado mes de marzo, Intervención volvió a dirigirse a Medio Ambiente para indicar que había transcurrido más de un año desde la última directriz de sacar a concurso la gestión del Punto Limpio sin que se hubiera adoptado ninguna decisión al respecto. Y por este motivo ya anunciaba que “debo proceder a reparar las facturas que Biorreciclaje de Cádiz S.A. emita mensualmente”. Ahora, en la última nota de reparo fechada el pasado 27 de noviembre, Intervención comunica que “se ve en la obligación de fiscalizar el presente expediente de gasto con reparo”, lo que implica “la paralización del procedimiento” hasta que sean resueltas las cuestiones que se han puesto sobre la mesa.

En el año 2018 se han reparado facturas del Punto Limpio que suman 343.640 euros y que se remontan a junio de 2017

En esa nota de reparo se señalan una serie de facturas emitidas en noviembre y diciembre de 2017 así como a lo largo de 2018, sumando en total 192.712,56 euros. A esta partida hay que sumarle un anterior informe de reparo emitido en enero del pasado año que no fue levantado por el alcalde mediante reparo y que incluía facturas por estos conceptos que sumaban 150.927,93 euros y que se remontaban a junio de 2017. Por tanto, desde hace año y medio lleva la empresa Biorreciclaje S.A. pendiente de cobrar las facturas que mensualmente emite por los trabajos de gestión del Punto Limpio y de transporte de residuos, sumando ya la cantidad total de 343.640,49 euros y habiendo aún facturas de 2018 pendientes de presentar (de los meses de enero, febrero, mayo, junio, julio, noviembre y diciembre, a razón de una media de más de 25.000 euros mensuales).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios