Cádiz

La Inmaculada Niña: viaje de vuelta a la ciudad que vio nacer a su congregación

  • La imagen que dio lugar hace 113 años en México a la fundación de una congregación llega hoy a Cádiz

Es una pequeña imagen. Una inusual representación de la Virgen, bajo la advocación de la Inmaculada, que la representa siendo niña. Pero hace más de un siglo logró captar la devoción de dos personas y de todo un pueblo, dando origen a una congregación religiosa que hoy se expande en varias ciudades mexicanas y españolas. Esa imagen ha abandonado por primera vez su México natal para visitar todos los hogares de esa congregación. Y hoy llegará a la ciudad de Cádiz, donde permanecerá hasta el próximo lunes. Un viaje que, de alguna forma, supone el regreso a la ciudad que vio nacer a esta orden religiosa.

La imagen original de la Inmaculada Niña, que dio lugar a la fundación de la congregación de las Esclavas de la Inmaculada Niña, será recibida a las diez de esta mañana en la parroquia de San José. Una visita más que especial por dos motivos fundamentales. El primero es que se trata de la primera vez que esta imagen sale de México y visita las diversas casas de la congregación; y el segundo porque, según explica una de estas esclavas, "Cádiz fue testigo de los inicios de nuestra congregación". "Cádiz fue muy importante para nosotros en los inicios. El fundador (un sacerdote de Almería llamado Federico Salvador y Ramón que se marchó a México) partió de Cádiz y las primeras religiosas llegaron a Cádiz. Esta ciudad fue testigo de los inicios, como reza en la documentación que posee la congregación", destaca esta religiosa residente en Cádiz actualmente, que añade además que una de las primeras superioras que tuvieron las esclavas de la Inmaculada Niña fue una gaditana.

La visita de la imagen que hoy comienza estará marcada por diversos actos y cultos, en los que destacan el rosario de la aurora que se celebrará el sábado por las calles de la feligresía de San José -parroquia donde están establecidas en Cádiz estas religiosas-, a partir de las ocho y media de la mañana; y la procesión que recorrerá las calles de la Catedral a Santo Domingo al mediodía, cuando finalice el pontifical que en el primer templo de la diócesis se celebre a las doce.

Además de estos actos, para hoy está previsto la recepción de la imagen (a las diez de la mañana), el rezo del Ángelus y una charla mariana (a las doce) y una eucaristía para conmemorar el aniversario de la aprobación pontificia de las esclavas de la Inmaculada Niña. Mañana habrá una nueva eucaristía a las diez de la mañana y un acto de oración mariana a las siete de la tarde. Para el sábado, además del rosario de la aurora se ha programado una misa a las nueve y media y una vigilia mariana a las nueve de la noche. Y en la noche del domingo, también a las nueve, se ha previsto un acto donde se interpretarán cantos marianos intercalados con testimonios (de una religiosa, un sacerdote y una seglar). El lunes, día 5, a las nueve y media de la mañana se celebrará la eucaristía de despedida a esta inusual representación de la Inmaculada, que ha visitado Guadix, Granada (donde se encuentra la que podría considerarse Casa Grande de España), Almería, El Ejido (donde incluso hay una hermandad que rinde culto a esta advocación) y Roma y que tras su paso por Cádiz irá a Melilla para regresar posteriormente a México.

"Para nosotros se trata de un acontecimiento muy importante. Muchas generaciones no han tenido posibilidad de vivir algo así. Y no sabemos cuándo podrá repetirse una visita de la imagen original de la Inmaculada Niña a Cádiz", destaca una de las religiosas de esta congregación en Cádiz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios