Cádiz

Cáritas aplaude el ingreso mínimo vital del Estado

  • Desde la diócesis se considera que la medida aprobada por el Gobierno de Pedro Sánchez suaviza un panorama muy complicado

  • Alerta de que el resto de ayudas actuales de otras administraciones no puede verse reducida

Ingreso mínimo vital para personas en pobreza extrema. Ingreso mínimo vital para personas en pobreza extrema.

Ingreso mínimo vital para personas en pobreza extrema.

La medida del Gobierno central para poner en marcha el denominado ingreso mínimo vital ha generado opiniones y comentarios para todos los gustos. Pero en Cáritas, donde saben qué es estar cerca del que necesita ayuda y del que ha perdido todo o casi todo, lo tienen muy claro: la medida es “un paso decisivo en la lucha contra la pobreza severa, que nos dignifica como país al reforzar nuestros sistemas de garantías sociales para las personas excluidas y nos acerca a la media europea en materia de ingresos mínimos”. Así se ha pronunciado la entidad a nivel estatal, que aplaude esta ayuda que va a conceder el Gobierno de Pedro Sánchez.

En la diócesis de Cádiz también reconocen haber respirado un poco tras el anuncio de la puesta en marcha de este ingreso mínimo. “El panorama era negro, porque las entidades habían perdido fortaleza y la red familiar que tanto hizo en la anterior crisis para salvar muchas situaciones tampoco tenía ya recursos. Pero el ingreso mínimo vital ha introducido una nueva variable, que no va a solucionar toda la situación de pobreza pero sí va a aliviar la extrema. No pasamos del negro al blanco, pero sí va a matizar algunos grises”, explican desde la institución diocesana.

Cáritas recuerda que una medida de este tipo fue precisamente una de las propuestas políticas que lanzó de cara a las últimas elecciones generales. “Por propia experiencia, sabemos el alivio que esta medida va a suponer para las extremas condiciones de vida de cientos de miles de hogares españoles –muchos de ellos acompañados por Cáritas– que carecen de ingresos y que podrán acceder a partir de ahora a una medida protectora capaz de garantizar sus derechos básicos”, ha afirmado Cáritas estatal, que incluso cree que el acuerdo se queda corto en determinadas cuestiones. Por ejemplo, al excluir “a las personas en situación administrativa irregular, a pesar de que la propia Ley Orgánica de Extranjería reconoce su derecho a acceder a prestaciones sociales básicas” (algo que califica como “grave omisión”); o por el hecho de que no se pueda acceder al ingreso mínimo a partir de los 18 años sino a los 23 años, lo cual va a ser “casi imposible por los requisitos que se exigen, como haber vivido de forma independiente durante tres años, algo sumamente complicado para las personas jóvenes”.

Con esta medida que aclara levemente el negro panorama que se presentaba delante de Cáritas, la institución reivindica ahora que este ingreso mínimo vital no suponga una disminución en próximas convocatorias o presupuestos de las ayudas que actualmente prestan las administraciones regionales y locales. “Las entidades tenemos que seguir ahora también, a lo mejor reinventándonos en algunos campos, pero no podemos bajar los brazos”, alertan desde Cáritas Cádiz, donde pese a la nueva ayuda del Gobierno ven el futuro “con preocupación, sin querer ser agoreros ni tampoco alarmistas”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios