Hostelería

Más que Nueva, novísima

  • Comerciantes y hosteleros de la calle aplauden la llegada de dos nuevos negocios de restauración

  • La vía, antaño un páramo por la tarde, se proyecta como una referencia para el ocio

La actividad hostelera en la calle Nueva ha aumentado considerablemente y espera mayor auge con la apertura de dos nuevos negocios hosteleros. La actividad hostelera en la calle Nueva ha aumentado considerablemente y espera mayor auge con la apertura de dos nuevos negocios hosteleros.

La actividad hostelera en la calle Nueva ha aumentado considerablemente y espera mayor auge con la apertura de dos nuevos negocios hosteleros. / Fito Carreto

Hubo un tiempo en el que Nueva era un absoluto páramo desde la hora del almuerzo. Bancos y entidades oficiales cerraban sus puertas y la calle quedaba en la más absoluta soledad, añorando épocas pretéritas en las que el Cádiz más próspero se citaba entre sus bares y restaurantes. Fueron tristes años para una calle estratégicamente enclavada como nexo entre el muelle, la plaza donde radica el Ayuntamiento y el casco histórico. Pero desde hace poco y gracias a las apuestas hosteleras, la calle ha ido recuperando vida y se prepara para su despegue definitivo. A los negocios ya abiertos se sumarán pronto dos más: una freiduría churrería y un bar de tapas llamado Casa Angelita. Habrá, por tanto, cinco ofertas distintas y complementarias que se unen a la del Nuevo Novelty, ahora en proceso de reforma y que también tiene entrada por San Juan de Dios, y a la de La Marquesa de las Huevas, en la linde de Nueva con acceso también por San Francisco. Así, Nueva parecerá nueva.

Los hosteleros ya asentados tienen a Plocia como referente de una calle que resurge

En la calle, todos los negocios hosteleros y los comercios valoran positivamente la llegada de nuevos vecinos. Dice Manuel Jesús Monje, de la pizzería Pomodoro, que Nueva “se puede convertir en otra calle Plocia o en una prolongación de esa calle con San Juan de Dios en medio”. Apunta que “para nosotros será muy positivo. Cuanta más oferta haya, más gente vendrá. Aquí se podrá comer y tomar café. Y luego, una copa en Canalejas”. Otra razón de peso para este local de comida italiana es que “los dos nuevos negocios no supondrán competencia directa con nosotros. La variedad, por tanto, será otro de los fuertes de la calle”.

En San Wich, negocio de comida chilena especializado en hamburguesas de retinto, el último, por ahora, en llegar a la calle, consideran “muy positivo que se amplíe la oferta porque cada uno tendremos un negocio diferente. Todo suma. Esto puede ser una nueva zona de ocio en calle peatonal y un complemento a la oferta gastronómica que hay en la zona”, según afirma su propietario, Javier Álvarez.

En la esquina con Cristóbal Colón, Isabel Pérez, de la cafetería La Vaca Atada, recuerda que “cuando llegamos, la calle solo tenía bancos. Hicimos una apuesta muy arriesgada y nos ha salido bien”. Pérez aplaude “que se activen esos locales cerrados porque vendrá más público y Nueva se puede convertir en un lugar de referencia como Plocia”. Añade una valoración que tiene que ver con la estética: “Otra cosa a favor es que serán locales montados con muy buen gusto, de eso estoy segura”.

Además de lo bares y restaurantes en Nueva también los otros negocios celebran la llegada de dos nuevos establecimientos hosteleros. Es el caso de Viajes Carrefour, que abrió en 2012 como MCK Tours y que desde enero de 2017 es franquicia. Miguel Sánchez-Polack, su gerente, recuerda que entonces “en invierno, sobre todo, esto era un desierto”. Ahora, con este nuevo panorama, “cuantos más negocios hosteleros, más visibilidad habrá para nosotros. Y si aguantamos en plena crisis, ahora se nos presenta un mejor futuro”. Por su parte, Eva Vázquez, de Filigrana Complementos, señala que “cuanta más vida en la calle, mejor”. Concluye que “es bueno para Cádiz en general una oferta tan atractiva en un lugar tan turístico y tan cercano al muelle”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios