DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

La población en Cádiz

Cádiz pierde desde 1995 el 25% del censo

  • La ciudad lleva cerca de un cuarto de siglo en pleno descenso de población

  • En una década ha perdido el 14% de los jóvenes y ha aumentado el 15% el de mayores

Vista aérea de la ciudad Vista aérea de la ciudad

Vista aérea de la ciudad / Julio González

Cádiz alcanzó en 1981 su récord de población, con 157.766 habitantes. Desde ese año hasta 1995, cuando tenía 154.511 vecinos, pasaron ejercicios con altibajos. Fue a partir de 1995 cuando el descenso se ha convertido en imparable, año tras año con puntas de hasta dos mil ciudadanos menos en un ejercicio.

El 1 de enero de 2019, el último dato oficial, Cádiz contaba con 116.027 habitantes, lo que supone un 24,90% de pérdida en un cuarto de siglo. Eso le ha llevado a quedar en tercer lugar en la provincia, con Jerez y Algeciras con más habitantes. San Fernando queda en cuarto lugar, lejos de los cien mil vecinos.Esta cifra lleva a Cádiz a estar por debajo de los habitantes que tenían en 1960, hace ya seis décadas, cuando contaba con 117.871 residentes.

Este descenso de la población ha ido modificando de forma sustancial, desde 1995, la pirámide de población de la capital pues al incremento de las personas de mayor edad se le ha unido el descenso entre los grupos más jóvenes.

En 2019 la ciudad, según los datos publicados por el propio Ayuntamiento en base al estudio del INE, contaba con 3.747 menores de 5 años de edad. Una década antes, en 2009 esta cifra llegaba hasta los 5.264 niños y niñas. Si abrimos el abanico al grupo entre 0 y 20 años de edad, que incluye a todos los que están o deberían de estar en su mayoría formándose, el número 2019 alcanzaba los 19.221 frente a los 22.440 de diez años antes, lo que supone una reducción del 14,34%.

Este dato es elocuente pues toca de lleno a las generaciones sobre las que se va a basar el crecimiento a medio plazo de la ciudad. El descenso tan claro se constata cada año en el descenso de plazas escolares y, desgraciadamente, en el cierre de centros educativos de titularidad pública.

Frente a ello aumentan sin parar los mayores de 65 años de edad. En 2009 estaban censadas 23.224 personas. Este dato se eleva ahora hasta las 27.534, con un aumento del 15,65%.

Si se buscan más evidencias del envejecimiento de la población de la capital, en 2019 el grupo entre 80 y 85 años de edad llega a 3.783 personas, 36 más que los menores de 5 años. Ya puestos a rascar datos, en el censo de 1857, hace 162 años, entre 0 y 20 años había 23.100 vecinos para una población total de 70.811 empadronados.

Junto a ello, Cádiz tenía 63 residentes centenarios, frente a los 37 que vivían en la ciudad en 2009. Hoy, el grupo con mayor presencia es el de los comprendidos entre los 50 y 55 años, con 9.141 personas.

El estudio del padrón municipal incluye también a los extranjeros que residen en la ciudad. Frente a los nativos a la baja, este es un número que sí se incrementa poco a poco cada ejercicio, lo que puede entrar en contradicción con la imagen que se puede dar de una ciudad en crisis, sin empleo y sin vivienda. Son ya más de tres mil.

Aquí también se han producido significativos cambios si hacemos una comparativa entre los datos de 2009 y los últimos de 2019.

Hace una década eran los marroquíes los más numerosos, con 241, seguido de los bolivianos con 158; los franceses, con 138; los chinos con 131 y los británicos con 112.

Diez años más tarde, el censo de extranjero ha dado un claro vuelco. Aunque los naturales de Marruecos siguen siendo los primeros, con 321, los asiáticos se acercan cada vez más y ya alcanzan los 285. Se ha producido una importante caída de bolivianos, que se han quedado en 66, así como de franceses, que apenas son ya 80 en la ciudad, mientras que los británicos han aumentado hasta quedar en 151.

Los cambios de población a la baja también tienen una incidencia en la formación de la Corporación Municipal. Si Cádiz bajase alguna vez de los 100.000 habitantes perdería dos concejales de los 27 que actualmente tiene. Igualmente supondrán menos ingresos de los que nos corresponde por los ingresos del Estado, aunque Cádiz siempre tendrá la partida fija que se logró, por sus peculiares características, en tiempos del gobierno de Teófila Martínez. En todo caso, esta es una hipótesis que, si se da, aún tardará más de una década en producirse.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios