Cádiz Segunda Aguada pide que no se abra otra casa de apuestas en el barrio

  • La asociación de vecinos denuncia que se está acondicionando un local para convertirlo en salón de juegos y apuestas, situado cerca de varios centros educativos

  • Solicita al Ayuntamiento que impida la instalación de este negocio y clausure el que ya existe

  • Afirma que lo que necesita el barrio son equipamientos sanitarios

Uno de los salones de juego que hay en la ciudad. Uno de los salones de juego que hay en la ciudad.

Uno de los salones de juego que hay en la ciudad. / Jesús Marín

La Asociación de Vecinos Segunda Aguada, en su lucha por evitar que se instalen casas de apuestas en esta zona de extramuros, solicita al ayuntamiento que impida la apertura de un nuevo negocio de este tipo y clausure el que ya existe en el corazón del barrio.  

El presidente de la AVV Segunda Aguada, Antonio Peinado, recuerda que "precisamente, el Pleno del Ayuntamiento de Cádiz, en su sesión ordinaria correspondiente al mes de enero de 2020, aprobó por unanimidad la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para la regulación en la ciudad de la implantación de establecimientos de juego introduciendo un nuevo apartado que las regula, de forma que los mismos solamente se podrán situar en las zonas de uso global 'residencial y de equipamiento' si están a más de 500 metros de distancia de los accesos normales de entrada o salida a las parcelas destinadas a usos de equipamiento escolar, deportivo o sociocultural".

"Sin embargo, pese a que teóricamente no pueden situarse cerca de centros educativos, nos encontramos con la sorpresa de que están acondicionando un local del barrio para convertirlo en salón de juegos y apuestas, situado además frente a otro existente, cerca del Centro Privado de Enseñanza San Francisco de Asís, del Instituto Rafael Alberti y del C.P. Profesor Juan Carlos Aragón", lamenta Peinado.

Ante esta situación, el presidente de la AVV Segunda Aguada se pregunta "qué sentido tiene aprobar medidas sobre la regulación de este tipo de establecimientos si luego no parece que se vayan a cumplir".

"No nos parece casual que este tipo de establecimientos estén proliferando especialmente en los barrios de clase trabajadora y junto a los centros de enseñanza. No nos parecería admisible que nuestro Ayuntamiento permitiera que una casa de apuestas vulnerara lo establecido en Pleno. Recordemos que los grupos más vulnerables, sobre todo jóvenes y adolescentes,  son los que tienen mayor riesgo de caer en las redes de la ludopatía causando todo tipo de problemas sanitarios, familiares y económicos", manifiesta Peinado.

Añade que pese a que los responsables municipales les han asegurado que el establecimiento que se va a abrir no se trata de una casa de apuestas sino de "un salón recreativo con terminal para apostar", a los vecinos "nos preocupa que acaben cediendo a las presiones de un lobby tan poderoso como el del juego y las apuestas, y terminen aceptando que estos establecimientos se instalen en las proximidades de centros educativos. Si ya a nivel nacional las medidas adoptadas son claramente decepcionantes, no queremos que también nuestro Ayuntamiento acabe sometido a la voluntad de las casas de apuestas", expresa Antonio Peinado.  

Recuerda que hace unos meses, esta asociación vecinal participó en un taller de sensibilización organizado por el Ayuntamiento sobre la problemática del juego. "Ahora que es el momento de actuar, esperamos que defiendan nuestro barrio y no den la espalda a los vecinos para darle la mano al lobby de las apuestas". 

"Sabemos que las casas de apuestas quieren instalarse en un barrio de gente trabajadora como el nuestro, y que si se lo permiten lo harán en las proximidades de los centros educativos, pero los vecinos del barrio no vamos a permanecer impasibles y ajenos porque no queremos que el problema del juego entre en nuestras casas y acabemos buscando soluciones cuando la ludopatía ya afecte a algunos de nuestros vecinos. Por lo tanto, creemos que urge tomar medidas antes de que nos veamos afectados, como está pasando en muchas otras ciudades donde en determinados barrios sufren la lacra del juego que está arruinando a muchas familias", afirma el presidente de la AVV Segunda Aguada. Y defiende que lo que necesita este barrio es "otro tipo de establecimientos como equipamientos sanitarios, inexistentes a pesar del numeroso y reconocido número de habitantes -más de la décima parte de la densidad de población de nuestra ciudad-, datos conocidos también por los que intentan hacer negocio con la salud y la economía de nuestros vecinos".

"Debemos tener conciencia de este problema, que está generando enfermedades de ludopatías, así como problemas sociales y económicos; deben tener una rotunda contestación por parte de las administraciones y de la sociedad en su conjunto", concluye. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios