Cádiz Segunda Aguada reclama que las casas de apuestas se sitúen a más de 500 metros de centros educativos

  • La asociación de vecinos muestra su preocupación sobre los cambios legales que van a realizarse y el rechazo por parte del Ayuntamiento de Cádiz a cambiar la norma de la Junta de Andalucía

  • Propone que se hagan campañas de prevención y concienciación sobre los peligros del juego y la implantación de un modelo de alternativas de ocio para los jóvenes

Imagen de uno de los salones de juegos que hay en la ciudad. Imagen de uno de los salones de juegos que hay en la ciudad.

Imagen de uno de los salones de juegos que hay en la ciudad. / Jesús Marín

A raíz del rechazo por parte del Ayuntamiento de Cádiz de cambiar la norma de la Junta Andalucía para la apertura de casas de apuestas por su limitación, desde la Asociación de Vecinos de Segunda Aguada quieren llamar la atención sobre la proliferación de este tipo de establecimientos en la ciudad y lo preocupante que resultan los cambios legales que pretende realizar la Junta de Andalucía, ya que favorecerían los intereses de estos negocios. Asimismo, reclama a las autoridades una serie de medidas, entre las que se incluye el cumplimiento del radio de ubicación de las casas de apuestas y local de juego con los centros educativos, centros sanitarios y asociaciones socioculturales a más de quinientos metros.

"No parece casualidad que estos establecimientos se estén instalando en barrios donde predomina la clase trabajadora como el nuestro y, en muchos casos, en los barrios más desfavorecidos y con mayores problemas. Sin duda supone una lucrativa manera de sacar beneficio económico de la desesperación de algunas víctimas de la crisis que ven en los juegos de apuestas una falsa salida a sus problemas económicos", lamenta el presidente de la Asociación de Vecinos Segunda Aguada, Antonio Peinado, quien hace referencia a diversos estudios que "demuestran que los afectados son cada vez más jóvenes y las consecuencias sociales son desastrosas, llevando a la ruina a muchas de estas personas y a sus familias".

Señala que la Junta de Andalucía marca una distancia mínima de 100 metros entre la puerta de un local de apuestas y la de cualquier colegio o centro educativo, "medida que también recoge la legislación de otras comunidades que la amplia a 500 metros". Y recuerda que el Ayuntamiento "aprobó en el pleno por unanimidad una propuesta de modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para regular en la ciudad la implantación de establecimientos de juego introduciendo un nuevo apartado, que regula las condiciones de implantación de los establecimientos de juego, de forma que los mismos solamente se podrán situar en las zonas de uso global 'residencial y de equipamiento' si están a más de 500 metros de distancia de los accesos normales de entrada o salida a las parcelas destinadas a usos de equipamiento escolar, deportivo o sociocultural".

Peinado afirma que ahora, "según esta información, la Junta de Andalucía lanza esta nueva propuesta rebajando las autorizaciones a solo ciento cincuenta metros la distancia a los centros educativos no universitarios".

Indica que en la Segunda Aguada, existe una casa de juegos y presumiblemente quiere abrir sus puertas una casa de apuestas en pleno corazón del barrio, cerca del Instituto Rafael Alberti y del C.P. Profesor Juan Carlos Aragón, y a unos doscientos metros del Centro Privado de Enseñanza San Francisco de Asís.

"Parece que, una vez más, prima el beneficio individual de unos pocos propietarios de estos salones en detrimento del bienestar social y económico de muchas familias", manifiesta Peinado, quien asegura que los vecinos del barrio "no queremos que el problema del juego entre en nuestras casas, por lo que reclamamos a nuestras autoridades una serie de medidas entre las que se incluye el cumplimiento del radio de ubicación de las casas de apuestas y local de juego con los centros educativos, centros sanitarios y asociaciones socioculturales a más de quinientos metros, así como el cierre inmediato de aquellos establecimientos que incumplen la normativa a la vez que se restringe y limitan nuevas aperturas". Asimismo, propone que se desarrollen "campañas de prevención y concienciación sobre los peligros del juego y la implantación de un modelo de alternativas de ocio para los jóvenes de nuestro barrio al margen de las apuestas, el consumismo y el alcohol".

"Desde la Asociación de Vecinos de Segunda Aguada no podemos permanecer pasivos y ajenos ante esta problemática y creemos que urge tomar medidas antes de que nuestros vecinos se vean afectados como está pasando en muchas otras ciudades donde la lacra del juego está arruinando a muchas familias. Defendemos un estilo de vida y de ocio saludables y estamos convencidos de que nuestro barrio necesita más equipamientos deportivos y culturales y menos casas de apuestas y salones de juego", concluye Peinado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios