Movilidad en Cádiz El Ayuntamiento quiere limitar la velocidad en la mayoría de las calles

  • Cuando la nueva Ordenanza de Circulación aprobada ayer esté funcionando se establecerá el límite en 20 km/h salvo en las principales arterias

  • Se inicia ahora el período de alegaciones

Uso indebido de un patinete eléctrico por la Avenida de Astilleros Uso indebido de un patinete eléctrico por la Avenida de Astilleros

Uso indebido de un patinete eléctrico por la Avenida de Astilleros / Fito Carreto

El Ayuntamiento se ha propuesto limitar la velocidad en la inmensa mayoría de la ciudad. Para ello, ha diseñado un mapa en el que salvo las principales arterias (la Avenida principal, la Juan Carlos I, la de Astilleros, o la circunvalación del casco histórico, por ejemplo) limitará la velocidad del tráfico a 20 kilómetros por hora. El concejal de Movilidad, Martín Vila, adelantó ayer los planes municipales en el transcurso del Pleno extraordinario en el que se aprobó de manera inicial la nueva ordenanza de Circulación. Y es que este documento está vinculado a esos planes municipales, ya que la ordenanza establece en uno de sus artículos que a partir de ahora será la Junta de Gobierno Local la que tenga facultades para establecer los límites de velocidad en el término municipal.

El objetivo de Adelante Cádiz es que una vez entre en funcionamiento esta nueva ordenanza, la Junta de Gobierno Local acuerde establecer ese límite de 20 kilómetros por hora en prácticamente toda la ciudad. Con esta medida, Martín Vila destacó que en primer lugar se consigue reducir la siniestralidad o la gravedad de los accidentes, ya que es a partir de esa velocidad cuando una colisión puede tener trágicas consecuencias para las personas que se vean involucradas en el accidente. Además, Vila puso sobre la mesa el beneficio que esta medida tendrá para la ciudad en sí, en lo relativo al ruido del tráfico o a la emisión de gases contaminantes.

El futuro establecimiento de estos límites de velocidad que en algunos colectivos ya se venía demandando para vías como la Avenida de Portugal, por ejemplo, traerá consigo, ha precisado Martín Vila, la instalación de una nueva señalización vertical así como el pintado de señalización horizontal para que los conductores tengan claro los límites establecidos en cada vía.

El uso de los patinetes

Este límite de velocidad tendrá un claro beneficiado: el usuario de los denominados vehículos de movilidad personal (especialmente los cada vez más extendidos patinetes eléctricos). Precisamente, la nueva ordenanza de circulación aprobada ayer en su fase inicial tiene la regulación de este tipo de vehículos como una de sus prioridades; y en el texto que los concejales aprobaron por unanimidad se prohíbe el uso de patinetes eléctricos y similares por aceras, plazas, parques y calzadas, limitando su circulación al carril bici y a las calles cuyo límite de velocidad esté establecido en 20 kilómetros por hora.

La ordenanza aprobada ayer busca adaptarse a la nueva realidad de la ciudad, principalmente en lo relativo a estos vehículos de movilidad personal y a la implantación del carril bici. El concejal de Movilidad, Martín Vila, quiso poner de relieve el amplio consenso que la elaboración de estas nuevas reglas de circulación y de convivencia entre conductores de los distintos tipos de vehículos y peatones debe producirse. Y también señaló la dificultad de elaborar una norma que regule el uso de los patinetes eléctricos, segways y otro tipo de vehículos sobre los que no existe ningún tipo de directriz a nivel nacional. “Los ayuntamientos nos hemos visto un poco desamparados”, dijo Vila al respecto.

Los grupos de la oposición valoraron la elaboración de esta norma que actualiza la anterior, que se remonta al año 2002, acordando los concejales desarrollar una campaña de información y sensibilización ciudadana una vez se apruebe finalmente después de que se resuelvan las posibles reclamaciones que lleguen en el período de exposición pública que debe iniciarse en los próximos días. Las únicas críticas llegaron por parte del portavoz del PP, Juancho Ortiz, que culpó al equipo de gobierno de “estar adaptando la ciudad al carril bici y no al revés”, poniendo especial acento en la pérdida de plazas de aparcamiento en toda la ciudad.

Martín Vila explicó que en el futuro se quiere dotar a la ciudad de una gran normativa que recoja en un solo documento las distintas ordenanzas que actualmente regulan todo lo relacionado con la movilidad. Además de la aprobada ayer en fase inicial, se refundirá en un solo texto la ordenanza de aparcamiento regulado, de transporte público, de ruidos de vehículos a motor o del taxi, entre otros documentos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios