La limpieza en Cádiz

El Ayuntamiento de Cádiz vuelve a pedir a Cointer que justifique su oferta

  • Otorga un plazo de cinco días para que detalle las mejoras presentadas a la licitación

  • El Ayuntamiento ya contempla pasar a la segunda clasificada, Acciona

Operarios de la limpieza actuando en el foso de la muralla de Cádiz.

Operarios de la limpieza actuando en el foso de la muralla de Cádiz. / J. A. H.

El Ayuntamiento de Cádiz ha clarificado este jueves el camino que tiene todavía por delante para adjudicar y firmar, de una vez por todas, el nuevo contrato de limpieza viaria y recogida de residuos sólidos urbanos. Después del último varapalo recibido por el Tribunal de Recursos Contractuales, que mandaba el proceso de licitación al momento previo a la adjudicación ante las dudas que generaba la oferta de Cointer y el informe elaborado por la delegación de Medio Ambiente, la mesa de contratación ha decidido hoy volver a pedir a Cointer detalles sobre su oferta.

En concreto, se ha acordado solicitar a la empresa adjudicataria "que justifique las mejoras realizadas en su oferta para obtener el contrato del servicio de limpieza de la ciudad durante los próximos diez años". Ahora, Cointer dispone de un plazo de cinco días para dar respuesta a este requerimiento.

Una vez finalice este plazo, explica el Ayuntamiento que el siguiente paso a seguir será que la delegación de Medio Ambiente estudie la documentación presentada por Cointer y emita un informe al respecto. “De ser el informe favorable se llevará la adjudicación definitiva de nuevo al Pleno y en el caso de que sea negativo se pasará a la segunda oferta presentada, se le pedirá la documentación que será elevada a la Mesa de Contratación y si cuenta con todos los parabienes se llevaría la adjudicación definitiva a Pleno”, ha trasladado la concejal de Medio Ambiente, Ana Fernández.

Esta última afirmación abre la puerta por primera vez en todo este proceso a que el contrato sea finalmente adjudicado a la segunda empresa, Acciona, y no a Cointer. "Estamos siendo especialmente escrupulosos", ha querido lanzar la concejala, que insiste en que el proceso de adjudicación "se está realizando con todas las garantías y cumpliendo con todo el procedimiento que marca la ley”.

Por tanto, el futuro de la limpieza en la ciudad está ahora en la mano de Cointer, que debe volver a dar explicaciones de una oferta considera excesivamente ventajosa en el plano económico y notablemente superior a lo requerido en el plano técnico, y del área municipal de Medio Ambiente, cuyo informe será demoledor para decantarse por una u otra empresa licitante.

En cualquier caso, el proceso se antoja que seguirá siendo largo, pues al plazo de cinco días dado a la actual adjudicataria hay que sumar posteriormente el plazo que emplee Medio Ambiente en estudiar la documentación y emitir su informe, y las posteriores convocatorias de Pleno y demás trámites hasta dar por concluida finalmente la licitación y firmar el contrato con la empresa que resulte.

Todo ello consumiendo meses de demora de un servicio que debía haber sido actualizado el 1 de agosto de 2016, y que todo hace indicar que va a superar los cinco años de prórroga. Una prórroga, conviene recordar, que cumple el próximo 31 de julio, lo que obligará al equipo de gobierno a volver a llevar a Pleno la propuesta de mantener la limpieza de la ciudad en manos de Sufi Cointer. Todo ello en medio de unas críticas que van en aumento por parte de la oposición municipal y también de los sindicatos de la plantilla de trabajadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios