Cádiz

Aumenta la brecha entre el número de jóvenes y los más mayores en Cádiz

  • Se reduce un 13% el censo de menores mientras aumenta en un 15% los más veteranos

Pequeños y mayores pasean por el centro de la ciudad.

Pequeños y mayores pasean por el centro de la ciudad. / Julio González

El evidente envejecimiento de la población gaditana va en paralelo con la pérdida de población. Se marchan familias y muchos jóvenes en busca de un trabajo o una vivienda con precios más asequible, y se quedan en su mayoría los más mayores de la casa, muchos ya jubilados.

Los datos cerrados a 1 de enero de 2021 mantienen esta tendencia durante el primer año de la pandemia de coronavirus.

La diferencia entre los mayores de 65 años y los menores de 20 es cada vez más amplia en favor de los primeros.

Ahora la ciudad cuenta con 18.677 vecinos con edades comprendidas entre los 0 y 20 años; frente a ellos hay 27.938 mayores de 65 años, de los que 66 han superado ya la centena y 1.200 cuentan con más de 90 años.

La evolución ha sido especialmente evidente en la última década. Cádiz se ha dejado por el camino en estos últimos diez años al 13% de sus efectivos más jóvenes mientras que ha incrementado en un 15% los más mayores. Si en 2011 la diferencia era de 2.600 vecinos ahora se llega a los 9.300.

Especialmente grave es el descenso de población en el grupo entre 0 y 5 años de edad. Ya se quedan en 3.399, frente a los 5.122 una década atrás. Este descenso tan acusado toca de lleno a todo el sistema educativo de la ciudad. No hay pequeños por lo que sobran plazas escolares.

La peor situación se sigue dando en los centros públicos. Desde que se inició el proceso de pérdida de población en Cádiz en 1995 se han cerrado varios colegios de titularidad pública, y aún hoy hay varios cuya continuidad está en el aire. En cuanto a los colegios concertados, también están empezando a notar en algunos de ellos una reducción de las matriculaciones.

Todas las comparaciones entre 2011 y 2021 son negativas hasta que se llega a los 55 años. A partir de esa edad aumenta la población actual respecto a la de hace una década, con algunas subidas notables como los que tienen entre 90 y 95 años, que ha aumentado en un 50% en este periodo.

Es llamativo el cambio de tendencia entre los empadronados procedentes de otros países. Aquí no hay envejecimiento, por lo que hay más jóvenes que mayores.

Así, entre 0 y 20 años hay 429 vecinos extranjeros mientras que bajan a 260 lo mayores de 65 años. En este bloque sólo hay uno centenario, ninguno entre 90 y 95 años de edad y apenas ocho entre 85 y 90 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios