Educación Los días festivos y los lectivos en el puente de diciembre

176º Carreras Caballos Sanlúcar
  • El preparador de caballos argentino Óscar Anaya, afincado en Madrid, hizo historia en las Carreras de Sanlúcar de 2019 con numerosas victorias

“Poco a poco estamos recuperando la normalidad”

Óscar Anaya, junto a su esposa, y con uno de “sus caballos”. Óscar Anaya, junto a su esposa, y con uno de “sus caballos”.

Óscar Anaya, junto a su esposa, y con uno de “sus caballos”.

Escrito por

F. F. B.

Óscar Anaya Giorgetta nació en Junín (provincia de Buenos Aires, Argentina) y es el cuarto de siete hermanos. Actualmente se encuentra afincado en Madrid, con su esposa y sus tres hijos.

En el mundo del caballo comenzó de manera casual, con 14 años. Era tanta su afición e interés por los caballos, recuerda, "que me fui a trabajar con un entrenador, Martín Goicoechea, dedicándome desde entonces a los caballos de carrera". Eso fue, prosigue, "hasta que en el 2001 surgió la oportunidad de llevar y domar unos caballos comprados en Argentina con destino Dubai, que por circunstancias nos quedamos en el Hipódromo de Mijas y decidí quedarme allí".

Sus inicios fueron como mozo de cuadra, pero muy pronto se presentó la oportunidad de entrenar unos caballos, gracias a la ayuda de Miguel Ángel Rivera y obtuvo la licencia. Desde esa fecha hasta ahora, explica, "he recorrido distintos hipódromos estabulándome definitivamente en el Hipódromo de Madrid".

–Antes de entrar en la valoración del primer ciclo, ¿cómo fue el año de pandemia con respecto a su sector?

–El año fue duro para todos, pero en el sector nuestro aún más golpeado; solo contamos con el apoyo de nuestros propietarios y no tener competición nos perjudicó, Pero, aún así, creo que fuimos los primeros en empezar con las competiciones sin público, allá por junio. Y ahora, poco a poco, estamos recuperando la normalidad, gracias al apoyo de los propietarios y las sociedades organizadoras, destacando el esfuerzo de la Sociedad de Carreras de Sanlúcar de Barrameda, teniendo en cuenta que es difícil organizar un evento en un espacio tan amplio, como es la playa, con las restricciones que todavía tenemos.

Óscar Anaya junto a su esposa e hijas. Óscar Anaya junto a su esposa e hijas.

Óscar Anaya junto a su esposa e hijas.

–En la última edición de las Carreras de Sanlúcar, en 2019, ganó 13 de las 22 pruebas. ¿Qué previsión tenía para este año?

–Fue todo un récord. Siempre vienes con la ilusión de ganar lo máximo de carreras, pero es difícil volverlo a repetir. La ilusión es ganar lo máximo posible y, de momento, en el primer ciclo hemos tenido un resultado bastante favorable.

–De hecho, han ganado el Premio Hipódromo de San Sebastián-Carrus Gaming, con un caballo preparado por usted, al igual que el Premio Parque Comercial Las Dunas...

–Hemos ganado cinco de las 10 carreras programadas en el primer ciclo.

–Está claro que los resultados no es únicamente un tema de suerte. ¿Cuántas horas se dedica a entrenar a "sus caballos"?

–Bueno, es un oficio que no tiene horario ni días; hay que ser constantes durante todo el año. Los resultados dependen del trabajo que hagamos todas las jornadas y tener un buen equipo de trabajo. Por suerte, cuento con ello.

–¿Y cómo es un entrenamiento diario?

–El caballo es un atleta. Entrena diariamente y eso lo va haciendo de diferentes maneras. También debemos tener en cuenta que todos los caballos no son iguales. Algunos necesitan más entrenamiento y otro menos. Al margen de eso, voy viendo, además, lo que puedo improvisar cada día. Sumado a todo ello, la comida y el descanso es fundamental para que puedan competir con ganas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios