El ''secuestro de la amígdala'': Cuando el miedo se apodera de nuestros pensamientos racionales

Durante un secuestro emocional, las personas pueden hacer cosas que no harían normalmente, y de las que salen arrepentirse cuando recuperan la calma, la emoción les ciega y el pensamiento racional parece quedar totalmente desplazado. IR NOTICIA: Dentro de la parálisis del sueño: ''Estaba despierta pero no podía moverme, escuchaba voces de niños y sentía que alguien me presionaba el pecho''.