Condenado Intentó asesinar a un hombre en Chipiona con un artefacto explosivo casero camuflado en una caja de puros

Infraestructuras

Benamahoma: un nuevo hotel en el paraíso de la cal

  • Grazalema proyecta el primer alojamiento hotelero para Benamahoma, en el antiguo albergue que la empresa sevillana Lipasam tenía para familiares de trabajadores

Se instalará en el antiguo albergue de la empresa sevillana Lipasam.

Se instalará en el antiguo albergue de la empresa sevillana Lipasam. / D.C.

Es el paraíso del agua, con un manantial que arrulla cuando el silencio se hace presente y el entorno invita a respirar con calma. Y es el paraíso de un turismo rural, que lleva décadas atrayendo a miles de personas a disfrutar de su rabiosa naturaleza y su fisionomía de cal blanca. Gente que hasta ahora quiere pernoctar en este enclave que los árabes bautizaron como Benamahoma (Ibn-Mohamed, hijos de Mahoma), lo hace a través de las decenas de casas rurales con las que cuenta el enclave o en el camping local. Pero Benamahoma, pedanía de Grazalema a unos 13 kilómetros de distancia de allí y a 5 del cercano El Bosque, dará un salto en su oferta con la construcción de su primer hotel rural que se abrirá en una parcela situada en la calle Nacimiento.

En concreto, en el espacio del antiguo albergue propiedad de Lipasam, la empresa pública de limpieza del Ayuntamiento de Sevilla, que se destinaba a familiares de los trabajadores para que disfrutaran de este espacio, que cuenta con zonas para acampada y habitaciones y está encajado en el Parque natural de Grazalema. Destaca que el Ayuntamiento de Sevilla tuviera esta finca enclavada a más de 100 kilómetros de la sevillana Plaza Nueva.

Lo cierto es que, ahora, tras casi dos años de negociaciones, los Ayuntamientos de Grazalema y Sevilla se han puesto de acuerdo para materializar la compra-venta de este inmueble, por valor de más de medio millón de euros, donde se levantará el primer hotel rural en Benamahoma (450 habitantes) y que tendrá capacidad como mínimo para 20 habitaciones, aunque finalmente serán los estudios técnicos, con la asistencia de la Diputación de Cádiz, los que dirán con exactitud esta cantidad. Se adquieren 3.335 metros de finca, de los que 669,90 están construidos para la edificación del albergue de Lipasam, costando la compra total 540.000 euros. La propia Diputación ha ayudado con su asistencia económica al Consistorio grazalemeño.

El alcalde serrano, Carlos Javier García, dice estar “convencido de que este hotel va a fidelizar en el calendario a un turismo que ya conoce Benamahoma, aportando calidad turística a un municipio que tiene una amplia oferta de casas rurales y que es puerta de entrada al Pinsapar y centro para amantes del senderismo con oportunidades de disfrutar de entornos como el del río Majaceite. Además, este hotel rural traerá consigo generación directa e indirecta de empleo y dará pie a la activación de una industria auxiliar. Tengo claro que la apertura de este hotel puede suponer una llamada para otras inversiones de carácter privado, que se asentarán aquí. Queremos que, con el empujón de este alojamiento hotelero y el revulsivo de otros negocios, Benamahoma ofrezca los 365 días del año alicientes muy atractivos para los visitantes”.

García recuerda que en los años 80 del siglo pasado hubo una estrategia para activar el turismo en puntos concretos de Andalucía que se prestaban a ello, estableciendo villas turísticas en territorios como Grazalema, Bubión, Cazorla, Priego de Córdoba, que funcionó. Aunque Benamahoma está consolidada como destino rural, el regidor dice que “necesitamos infraestructuras de estas características, que generen una industria auxiliar alrededor”.

Hay que recordar que la aspiración para la construcción del primer hotel en Benamahoma viene de lejos. Los primeros mimbres se pusieron en 2007 cuando el PGOU tuvo en cuenta esta parcela.  Hace un año y medio Grazalema cerró un acuerdo para su venta con el Ayuntamiento de Sevilla por ser propietario del espacio. Ahora, el Ayuntamiento de Grazalema está en proceso de una modificación urbanística para que sea posible poner en carga la parcela, solicitando apoyo económico a la Diputación para elaborar el proyecto técnico que defina la capacidad hotelera que va a tener este emplazamiento o si se puede ampliar la superficie edificada. “Se habla de un mínimo de 20 habitaciones, aunque finalmente el número lo tendrá que definir el proyecto técnico”, añade el alcalde de Grazalema.

De igual manera, este municipio tendrá que estudiar el modelo de gestión para este alojamiento. “La gestión directa hay que verla con la Ley para ver si tenemos capacidad para tener personal. También se abre el camino con redes como Tugasa o Villas Turísticas con las que se van a establecer contactos.  Por otro lado, tenemos la experiencia exitosa de la concesión administrativa con el hotel Fuerte, que es propiedad del Ayuntamiento, sosteniendo casi 40 empleos”, concluyó el regidor. 

En la actualidad, Benamahoma tiene 500 plazas para pernoctar entre casas rurales y el camping Los Linares. Los visitantes que optan por este destino son mayoritariamente de Cádiz, Jerez, Sevilla y Málaga, hospedándose en fines de semana, puentes y fiestas.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios