Coronavirus

Alcalá del Valle pide a sus vecinos un confinamiento domiciliario ante el Covid

  • El Ayuntamiento exige también a los comercios y hosteleros que cumplan con las medidas decretadas

Un operario realizando tareas de desinfección Un operario realizando tareas de desinfección

Un operario realizando tareas de desinfección

El alcalde de Alcalá del Valle, Rafael Aguilera (IU), ha pedido a sus vecinos que se confinen de manera voluntaria en sus casas ante el aumento de casos de coronavirus en la Sierra.  Hay que recordar que este pueblo, al igual que el resto de la comarca cuenta con un confinamiento perimetral decretado por la Junta de Andalucía, que obliga a salir o entrar de su término municipal por causa justificada.

Además de esta medida,  Aguilera promueve, también, un confinamiento voluntario de sus vecinos en sus domicilios y dice que, aunque hasta la fecha el pueblo tiene 12 positivos, esta cifra puede aumentar en cualquier momento ya que se están realizando hasta 70 pruebas diagnósticas durante la jornada de este miércoles, que se suman a otras tantas realizadas ayer. “No tenemos competencias para decretar un confinamiento obligatorio, pero pedimos a los vecinos que salgan lo menos posible, sólo imprescindible”, explica. 

El regidor dice que la población tiene que reducir la movilidad ante la “situación alarmante y desbordante” que sufren los centros hospitalarios de referencia en la zona como el de Ronda, “que sólo cuenta, en estos momentos, con seis camas de UCI” para una población total de unos 120.000 habitantes.

De igual manera, el Ayuntamiento de Alcalá del Valle ha realizado un llamamiento a los comerciantes y hosteleros del pueblo para que apliquen las medidas dispuestas por las autoridades. “Hemos visto durante este puente gente en terrazas sin respetar las distancias. No se han respetado aforos y ha habido grupos de más de 6 personas. A partir de ahora estaremos vigilantes. La Policía Local irá a los negocios para marcar las mesas. Bajo ningún concepto este sector tiene que bajar la guardia”, sostiene Rafael Aguilera.

Hay que recordar que este pueblo fue duramente castigado al principio de la pandemia cuando los mayores de la residencia local se contagiaron con el virus, y murieron más de una docena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios