Cuaresma 2019 Un paso de inspiración napolitana

  • Así ha sido el proceso de creación de las andas diseñadas por Jesús Guerrero y creada por varios talleres de la provincia para la procesión de esta tarde

Uno de los faroles del paso. Uno de los faroles del paso.

Uno de los faroles del paso. / Marcos Piñero

La premisa era clara: “el cuadro tiene que procesionar”. Ese es el encargo que el artista sanluqueño Jesús Guerrero recibió de parte del hermano mayor de Afligidos, Ramón Velázquez. Guerreo, que en 2017 se enfrentó al difícil reto de crear un templete sobre el paso de misterio en el que procesionara la Virgen de los Desconsuelos en magna, tenía que hacer ahora unas andas acorde a la conmemoración del 300 aniversario del origen de la cofradía de Afligidos. Y la inspiración llegó de Nápoles.

“Tenía una referencia de Sanlúcar, donde procesiona la Virgen del Sudor, que es un lienzo con el rostro de la Virgen, en una sencilla parihuela que llevan cuatro personas”, cuenta Jesús Guerrero, que en base a esa idea empieza a trasladar al papel “las dimensiones del cuadro fundacional de Afligidos”, lo que da lugar a unas dimensiones y volúmenes que hacen descartar la sencilla parihuela y plantear “otro tipo de andas”. “Es entonces donde empiezo a tomar como referencia los pasos napolitanos, para ir viendo cómo eran” y cómo se comportaba técnicamente la salida en procesión de un cuadro, lo cual no es sencillo.

“No queríamos que tuviera sólo una vista frontal, sino que fuera algo más completo. Y creo que hemos logrado dar un aspecto tridimensional a un objeto bidimensional”, explica este artista de Sanlúcar. ¿Y cómo se consigue eso? “De pintarlo en el papel a llevarlo a la realidad ha supuesto un proceso muy complejo. Hemos consultado mucho, hemos preguntado mucho. El paso lleva una herrería que ha sido muy trabajada, una carpintería también compleja para que pueda procesionar el lienzo con todas las condiciones de seguridad y de manera estética”, comenta.

Así es como se ha concebido este paso de carga exterior compuesto de un moldurón de madera dorada sobre el que se asienta una peana y dos marcos superpuestos sobre los que se asienta el cuadro fundacional. Una compleja obra salida de diversos talleres gaditanos (el de talla de Carlos Delgado, en Medina; el de cerrajería de Rafael Pecho en Sanlúcar; carpintería de Javier Carrillo, también de Sanlúcar; y dorado de Andrés Periñán, de San Fernando).

Todo esto, como señala el ‘creador’ de este paso, “teniendo en cuenta que hablamos en principio de unas andas para una sola procesión, para un único día”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios