La Tribuna Cofrade 2019 A tres martillos

Lona anunciadora del 75 aniversario de la bendición de Dolores del Nazareno que se ha descubierto en Santa María. Lona anunciadora del 75 aniversario de la bendición de Dolores del Nazareno que se ha descubierto en Santa María.

Lona anunciadora del 75 aniversario de la bendición de Dolores del Nazareno que se ha descubierto en Santa María.

Nuevo año, nuevos retos; nuevas ilusiones, proyectos que emprender, metas que alcanzar. 2019 no ha hecho más que empezar, y la cuenta particular de los cofrades ha superado ya la barrera de los cien en esa cuenta atrás hacia el Domingo de Ramos (98 días restan hoy para esa jornada, en concreto). Muchos habrán pedido a los Reyes –que este año han venido a Cádiz con aires carmelitanos– su particular regalo, confiando en hacer posible una aspiración de cara a la Semana Santa o al día señalado en rojo en el calendario de las glorias.

Con las uvas recién digeridas y los Reyes camino de Oriente, el ritmo vertiginoso en que la ciudad vive prácticamente todo el año señala que el próximo jueves, día 10, se presentará el cartel anunciador de la Semana Santa –ya hay quien lo ha visto– y al pregonero (¿no es demasiado pronto para este tipo de actos, con una Cuaresma que comienza el 6 de marzo).

El curso cofrade, por tanto, está más que comenzado desde que abrieron las puertas de Santa María para besar los pies del Regidor Perpetuo. Y el año amanece con muy buenas sensaciones en materia cofrade. Como resumen de lo que se espera de 2019, sirvan tres apuntos como los tres martillos que suenen cuando se levanta un paso de una hermandad de negro.

PRIMER MARTILLO. UNA GRAN SEMANA SANTA

El año 2018 se cerró con una magnífica noticia para los intereses de la Semana Santa: el anuncio de elecciones en la cofradía de la Piedad (para el próximo 25 de enero) asegura el pleno de cofradías en la calle y augura una gran Semana Santa. No sólo será grande porque salgan todas las hermandades, sino porque las penitenciales vienen cargadas de buenas noticias.

A grandes rasgos, la Semana Santa se caracterizará por el cambio de Descendimiento a la tarde del Viernes Santo, por la restauración del Crucificado de Expiración, por el regreso del San Juan de Las Aguas en el tercer paso de la cofradía, por la talla completa del canasto del Despojado, por la finalización del paso de Misericordia, por los primeros destellos del dorado del Huerto, o por el avance en el bordado del palio de Columna, entre otros muchos estrenos y novedades que se irán conociendo conforme se acerque la Cuaresma.

SEGUNDO MARTILLO. Un año muy extraordinario

Al margen de lo que depare la Semana Santa, 2019 va a ser un año más que intenso en cuanto a programación extraordinaria, merced a los numerosos aniversarios que se conmemoran. La delantera de toda esta programación la tomó hace meses Borriquita, que está conmemorando desde el pasado julio los 75 años de vida y que ya ha anunciado la salida extraordinaria del Señor de la Paz (¿irá de manera distinta al Domingo de Ramos?) para el 6 de julio, siendo hasta ahora la única procesión extraordinaria anunciada.La última hermandad en anunciar aniversario ha sido Buena Muerte (125 años de la fundación, que se cumplen en diciembre); y también estará de celebración Expiración (75 años de historia), Nazareno (75 años de la Virgen de los Dolores), Siete Palabras (también 75 años de su fundación, que se cumplen en 2020), o Afligidos (300 años de historia).

A todas estas efemérides, que pueden deparar cultos y salidas extraordinarias, se unen otras a nivel diocesano que pueden aportar eventos de interés. Como el 400 aniversario del Patronazgo de San Servando y San Germán sobre la ciudad, el 350 aniversario de la fundación del convento de las concepcionistas de Feduchy, el 300 aniversario de la muerte de San Juan Bautista de la Salle, el centenario de la consagración de España al Corazón de Jesús o el 130 aniversario de la llegada a Cádiz de las Hijas de la Caridad.

Mucho aniversario y mucha celebración, en definitiva, que puede aportar grandes citas al calendario cofrade de 2019.

TERCER MARTILLO. La renovación de la norma

Aunque no tendrá una incidencia directa en el transcurso del año, 2019 será también la ocasión en que la norma diocesana sea modificada por Palacio. Así se viene reclamando –al menos a pie de calle, porque las cofradías apenas han mostrado interés en una reforma que se antoja más que necesaria– desde hace años, anunciándose en su día (2003) que la norma se revisaría a los cinco años (2008).

Como ya se ha dicho, no se espera una reforma contundente de la norma, sino una matización simple de algunos artículos. Al menos en una primera criba presentada recientemente por el Secretariado. Otra cosa será que donde dije digo, digo Diego y se impongan nuevos artículos y restricciones más fuertes de aquí a que se dicte el decreto con la norma actualizada. Ahí están, por ejemplo, los intentos de endurecer la criba para los candidatos a junta de gobierno, pregoneros y capataces (especialmente en cuestiones matrimoniales y de vida en pareja).

En teoría, de aquí a junio se dictará la revisión de esta norma, lo que propiciará la posterior adaptación de las reglas de todas las hermandades al nuevo articulado, con la incorporación o eliminación de los elementos que ya no tengan validez (ojo sobre todo a la desaparición de aquellas puntualizaciones sobre las salidas procesionales que hablen de músicas, flores, horarios y otros apartados que desde el Secretariado se consideran secundarios y que no van a tener validez a partir de ahora).

Con esto como antesala y otras muchas cosas que ocurrirán a lo largo de los próximos meses se presenta un intenso 2019. El paso ya está arriba, toca ahora andar el año (siempre de frente).

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios