Semana Santa de Cádiz 2020

La crónica del Martes Santo: futuro y pasado a falta de presente

  • En vísperas del Domingo de Pasión el calendario marcaba 365 días para la Semana Santa de 2021 y este Martes Santo se cumplió un año del Domingo de Pasión de 2019

Interior de la iglesia de San Antonio este Martes Santo, con los titulares de Columna presidiendo el altar mayor Interior de la iglesia de San Antonio este Martes Santo, con los titulares de Columna presidiendo el altar mayor

Interior de la iglesia de San Antonio este Martes Santo, con los titulares de Columna presidiendo el altar mayor

El presente de los cofrades está inundado de nostalgia y, por qué no decirlo, de dolor. De ese dolor que siente aquel que dedica muchas horas al año para mantener viva y activa su hermandad y ve pasar ante el televisor de su casa el que debiera haber sido uno de los días más grandes del año; o de aquel otro cuya participación en la hermandad se limita al día de la salida, un día al que no falta desde hace tantos y tantos años. La Semana Santa de 2020 va desojando días y traspasando el dolor de unos a otros. De los que lo vivieron en primera persona el Domingo o el Lunes a los que le tocó pasar el duelo este Martes.

Ante tanto dolor y tanta nostalgia que invade el presente de los cofrades, queda la esperanza del futuro y también la añoranza del pasado. Porque, curiosamente, la Semana Santa de 2020 ha coincidido perfectamente encorsetada, respecto a fechas, entre la de 2021 y la de 2019. Hace tan solo diez días, en vísperas de un árido Domingo de Pasión sin pregón, besamanos ni subidas de imágenes a sus pasos, el calendario fijaba que quedaba justo un año para el Domingo de Ramos de 2021, el día posiblemente más deseado actualmente por los cofrades. Y en este Martes Santo, el calendario recordaba que se cumplía justo un año desde que Vicente Rodríguez pregonara la Semana Santa de Cádiz, por ahora en el último pregón que ha acogido el Gran Teatro Falla a la espera de que Andrés García Requejo, esta vez sí, se suba al atril el próximo año.

La ilusión por la Semana Santa de 2021 ha hecho más llevadera la antesala a estos días presentes, recordando las hermandades que pese a estar aún en Cuaresma, en la semana de Pasión (semana previa a la Semana Santa), todos los sentidos estaban puestos en el próximo año, cuando las calles volverán a estallar de júbilo, gotas de cera en el suelo y aromas de flores e incienso después de este trágico paréntesis en el que está sumido el país desde hace ya 22 días.

Y con la certeza de que la Semana Santa de 2021 está cada vez más cerca (la cuenta, a día de hoy, ya va por 354 días), estos días queda disfrutar la de 2019. Curiosamente, este Domingo de Resurrección coincide en el calendario con el Viernes de Dolores del pasado año, cuando Servitas inauguró una Semana Santa que seguramente será recordada a lo largo de la semana próxima. Dos semanas seguidas de vídeos, recuerdos y nostalgia.

Dosis doble para sobrellevar el dolor de estos días en los que a falta de procesiones, las hermandades siguen desarrollando iniciativas para intentar estar lo más cerca posible de sus hermanos en un día tan señalado. Y en la jornada del Martes Santo las redes sociales han estado llenas de curiosas publicaciones, como el cartel que confeccionó la hermandad de Piedad con fotografías de hermanos, cada uno en su casa, con una vela en las manos. Maneras de estar unidos.

Cartel realizado por Piedad este Martes Santo Cartel realizado por Piedad este Martes Santo

Cartel realizado por Piedad este Martes Santo

Intensa actividad tuvo la hermandad del Caído, que prácticamente ha vivido por medio de vídeos lo que debía haber sido la salida procesional de una jornada que, para colmo, ha sido fantástica en lo meteorológico. No menos intenso ha sido el día para la cofradía de Ecce–Homo, que además de las oraciones o la liturgia de las Horas que ha desarrollado durante todo el día ha compartido en las redes sociales diversos momentos musicales o vídeos sobre la realidad de la hermandad.

Algo similar hizo también Columna, que ha publicado algunos vídeos con fotografías históricas –como las del año que salió a una plaza convertida en un gran boquete, cuando se estaba construyendo el aparcamiento subterráneo–, además de retransmitir en directo la misa de hermandad o el rezo del Ángelus en una iglesia de San Antonio que sigue presidida estos días por las imágenes titulares de la corporación del Martes Santo.

Con estos detalles se ha vivido otro día de nostalgia y dolor, que se hace más llevadero pensando que en menos de un año habrá cofradías llenando de júbilo la ciudad y recordando que hace ahora un año Vicente Rodríguez anunciaba la, por ahora, última Semana Santa en la calle.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios