Semana Santa de Cádiz 2020

Martes Santo en Cádiz: la no salida de Columna

Salida procesional de la hermandad de Columna Salida procesional de la hermandad de Columna

Salida procesional de la hermandad de Columna / Marcos Piñero

Hermanos mayores, miembros de junta, responsables del cortejo, hermanos de toda la vida, capataces, cargadores... Hablan los principales afectados por la suspensión de las salidas de las hermandades gaditanas, que responden a dos preguntas directas:

1. ¿Cómo va a vivir o está viviendo esta Semana Santa sin procesiones?

2. ¿Cuál es su mejor recuerdo del Domingo de Ramos?

En el caso de Columna, responden a las preguntas el vicehermano mayor, Sergio Rodríguez; y el capataz del paso de misterio (que también lo es del Cristo de la Humildad y Paciencia), Paco Álvarez.

Sergio Rodríguez. Vicehermano mayor

1. Llevamos bastantes días mentalizándonos para cuando llegara esta semana, y a lo mejor yo por mi profesión tengo el cuerpo más curtido porque ha habido años que me he perdido la Semana Santa. Pero no es lo mismo estar fuera por motivos laborales que estar en tu casa y tener a tus titulares cerca y no poder ir a rezar ni un Padrenuestro. Es duro tener que buscar una foto, un vídeo o algo para estar cerca de Ellos. Pero seguiremos los cultos a través de las redes sociales o de la televisión. Estoy seguro de que esto va a servir para comenzar de nuevo, para valorar a diario lo que tenemos y también para que aquellos más alejados de su cofradía se arrimen de nuevo.

2. Tengo 40 años y llevo 31 de hermano en Columna. Tengo muchos recuerdos. Desde mi primera salida, que hice el recorrido entero y me impactó mucho el momento en que entró Lágrimas con la gente llorando de emoción. Y sin duda mi primer Martes Santo con mi hija, el año pasado. Salir con ella en brazos por la puerta de San Antonio fue algo muy grande.

Paco Álvarez. Capataz del paso de misterio

1. Mi Semana Santa será un poco triste, como la de todos. No soy lejano a todo lo que está pasando en el país, la de gente que está muriendo, la de gente que hay enferma, el dolor que hay en tantas familias que ni siquiera pueden despedirse de sus seres queridos, tanta gente que lo está pasando mal por el problema del empleo. Y ante esto la Semana Santa queda en un plano en un poco secundario.

A nivel cofrade, es todo muy raro. Pero hay que aceptar la situación y esperar con ilusión que esto lo vayamos superando. Un año pasa muy pronto, y la hermandad yo la vivo los 365 días del año.

2. Tengo muchas vivencias en cuarenta años que llevo saliendo en la hermandad. Tengo el privilegio de haber sacado los tres titulares, que es una vivencia que queda para mí. Pero si me tengo que quedar con una vivencia, es el primer año que saqué a la Virgen de las Lágrimas; en la esquina de Ancha con San José recuerdo a mi madre, que era una de las máximas ilusiones de su vida. Ella me miraba emocionada, y lo recuerdo con mucho cariño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios