Semana Santa de Cádiz 2020

Martes Santo en Cádiz: la no salida de Ecce-Homo

Imágenes de la salida de Ecce Homo el Martes Santo Imágenes de la salida de Ecce Homo el Martes Santo

Imágenes de la salida de Ecce Homo el Martes Santo / Lourdes de Vicente (Cádiz)

Hermanos mayores, miembros de junta, responsables del cortejo, hermanos de toda la vida, capataces, cargadores... Hablan los principales afectados por la suspensión de las salidas de las hermandades gaditanas, que responden a dos preguntas directas:

1. ¿Cómo va a vivir o está viviendo esta Semana Santa sin procesiones?

2. ¿Cuál es su mejor recuerdo del Domingo de Ramos?

En el caso de Ecce-Homo, responden a las preguntas el mayordomo, Jaime Calderón; y uno de los hermanos de fila más veteranos del cortejo, Rafael Álvarez.

Jaime Calderón. Mayordomo

1. Las circunstancias en las que nos encontramos nos han obligado a vivir una Cuaresma en su sentido más auténtico y fundamental, desde la oración. Y nuestra archicofradía se propuso desde el comienzo de la cuarentena llevar a todos los hermanos y devotos la oración a través de la página de Facebook, de modo que el encierro en casa y la suspensión de los cultos de Cuaresma no paralizaran nuestra actividad, sino que fuera un aliciente para dar un paso más allá en nuestro papel como agentes evangelizadores. Para nuestros hermanos no va a ser plato de buen gusto este Martes Santo tan extraño pero, personalmente, he de decir que, intentando sacar cosas positivas de toda esta situación, me alegra ver cómo la archicofradía está respondiendo.

2. Mi primer Martes Santo con el Señor del Ecce-Homo fue en 1995 y apenas tenía seis años. Aquel primer contacto con la archicofradía constituye uno de los recuerdos más felices de mi infancia. Mi padre hacía promesa cargando el Señor desde 1992 y me llevó a la casa de hermandad, que por aquel entonces estaba en la calle Feduchy, donde nuestro querido Felipe Madrazo me hizo hermano y me dio aquella túnica de raso con capa roja. Recuerdo perfectamente el olor del antifaz y el escudo bordado en la capa. Aquel Martes Santo iba el primero de la primera sección, justo detrás del farol de cruz de guía. Todavía tengo en la memoria a mi madre y a mi hermana con mis abuelos esperando a que saliera la cofradía justo enfrente de San Pablo, en el Palacio de la Moda. Al cabo del tiempo, también mi hermana quiso salir y una de las cosas que más disfruto es ir hasta San Pablo junto a mi hermana.

Rafael Álvarez. Hermano de fila

1. Vivir la Semana Santa sin procesiones es una sensación muy extraña. Ir a ver a los titulares de tu hermandad en la capilla lo haces tantas veces como quieras a lo largo del año, pero en Semana Santa lo que quieres rezarle en la calle. Esta Semana Santa no podré acompañar a mi hermandad, nadie lo hará; solo me quedan los recuerdos y vivencias de anteriores años y, como no, vídeos, televisión, música, quemar incienso y rezar por todos.

2. Mis recuerdos del Martes Santo están relacionados con las personas. Recuerdo mis principios como hermano de la mano de Carlos Alarcón y Fernando Pérez, siendo hermano mayor Francisco Arenas. Los llantos de Isidro o los nervios a flor de piel de Felipe. Los últimos retoques a los pasos el Lunes Santo de madrugada, con Eloy, Perales, o Savona, entre otros. O en mi casa varios hermanos revistiéndonos entre cafés, torrijas, marchas procesionales e incienso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios