San Fernando

La hermandad del Rocío de San Fernando reza junto a su Simpecado en un año huérfano de romería

  • Hermanos y devotos se han reunido en la parroquia de la Sagrada Familia en el día en el que deberían haber comenzado el camino

Rezo del ángelus junto al Simpecado del Rocío de San Fernando. Rezo del ángelus junto al Simpecado del Rocío de San Fernando.

Rezo del ángelus junto al Simpecado del Rocío de San Fernando. / Román Ríos (San Fernando)

La hermandad del Rocío de San Fernando se ha dado cita este mediodía en la parroquia de la Sagrada Familia para rezar el ángelus y cantar en torno a su Simpecado. De esta forma han querido recordar la jornada en la que, si no hubiera sido por el coronavirus y el estado de alarma, habrían comenzado la tradicional romería hasta la aldea almonteña recorriendo la ciudad desde la Bazán hasta el Carmen para despedirse de La Isla a su manera.   

Ha sido momentos especialmente emotivos para los rocieros isleños, a los que el Covid-19 ha dejado este año sin el camino más esperado y sin sus grandes momentos, como el acto de presentación ante la Virgen que La Isla hace en la tarde del viernes.

La intensa devoción que profesan a la Virgen se ha hecho especialmente presente en este sencillo acto, en el que inevitablemente han aflorado los sentimientos rocieros.

El rezo del ángelus viene a suplir lo que debería haber sido una colorida jornada y se ha desarrollado siguiendo las restricciones de aforo del templo y las recomendaciones de las autoridades sanitarias. Además de la medalla, hoy los rocieros isleños llevaban su mascarilla para rezar a la Virgen.  

Rocieros isleños, esta mañana, en la parroquia de la Sagrada Familia. Rocieros isleños, esta mañana, en la parroquia de la Sagrada Familia.

Rocieros isleños, esta mañana, en la parroquia de la Sagrada Familia. / Román Ríos (San Fernando)

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios