Sara Carrasco presenta su libro 'Yo soy metafórico' en San Fernando Reflexiones de una joven vida

  • Sara Carrasco que empezó a subir sus textos a 'Instagram' después de años de escribir para ella presenta este domingo un libro que recopila parte de ellos

Sara Carrasco posa en una de las puertas del instituto Isla de León. Sara Carrasco posa en una de las puertas del instituto Isla de León.

Sara Carrasco posa en una de las puertas del instituto Isla de León. / Román Ríos

De la intimidad a las páginas de un libro. De desahogo personal, a compartirlo en Instagram y recibir el interés de una editorial. Así de fulgurante ha sido el camino como escritora incipiente de Sara Carrasco, una joven isleña estudiante de Turismo que este domingo presenta, en el Castillo de San Romualdo a las 12.00 horas, Yo soy metafórico.

"Son textos sobre diversos temas, escritos en distintas etapas de mi vida. Surgió hace muchos años, pero para mí, en el móvil", cuenta sobre el origen de la obra, pero también de su ejercicio literario como válvula de escape, por placer, que comenzó con unos 15 años.

De esa intimidad se desprendió en cierta medida hace un tiempo, cuando abrió una perfil en la red social Instagram y empezó a colgar allí esas reflexiones sobre el amor, la familia, la amistad, la felicidad, las decepciones. "No escribo de forma directa, sino que utilizo metáforas, comparaciones, conceptos para expresar lo que quiero, lo que opino, mi estado de ánimo", describe sobre su estilo. Los amores, la muerte de su abuela, la homosexualidad, la comparación con los padres, la distancia en el amor quedan reflejados en sus reflexiones que no ha dejado de escribir en estos años.

Ahora tiene 23 y compara su yo actual con el pasado, y escribe cómo se encuentra, la seguridad que hace sentir su novio. "Si escribiera ahora sobre esos temas de antes, mis pensamientos serían distintos", afirma. Por eso, para continuar escribiendo considera que "me hace falta madurar, crecer", además de seguir con el hábito de la lectura, asegura. Sus textos, que no microrrelatos, deja claro, muestran esa evolución, desde niña en el colegio a esta etapa adulta.

Sara se reconoce nerviosa por la presentación del domingo, a la que acudirá mucha gente. "Si todos los que me dicen que van a venir, se acercan...", apunta riéndose, contenta por esos apoyos, pero aún sorprendida por el interés de la editorial Tepublicamos, que se puso en contacto con ella tras ver sus textos en Instagram. "Esto es una bomba", admite, sobre esta apuesta que hacen por ella como escritora novel.

La satisfacción viene marcada, sin embargo, por un objetivo claro: que los lectores se sientan identificados con algunos de los algo más de 50 textos recogidos en Yo soy metafórico. "Quiero que se utilicen, que lo tengan como referencia para dedicarle unas palabras a alguien especial, para leer en una celebración o en un momento triste. Para mí no es un libro, ni son microrrelatos, aunque se puedan definir así, son textos de estados de ánimo por los que podemos atravesar a lo largo de nuestra vida", explica.

Ya tiene experiencia en ese deseo de que sus reflexiones sirvan a otras personas, precisamente gracias a Instagram. Una de sus seguidoras, de Argentina, le pidió que le hiciera un texto para la misa de difunto de su padre, "y lo leyeron". "Eso es lo que pretendo: estar presente, tanto en un día bonito como en los momentos más difíciles. Pero que sirva", insiste.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios