San Fernando

Loaiza: "Si no hubiésemos apostado por la casa de Camarón, allí habría pisos"

  • El alcalde justifica la polémica demolición del patio de vecinos en el "criterio técnico" "El político en esto no interviene para nada -apunta- son cuestiones totalmente técnicas"

El alcalde, José Loaiza, justificó ayer la demolición de la casa natal de Camarón de La Isla en el criterio de los técnicos responsables del proyecto de rehabilitación del inmueble para su transformación en un pequeño museo. "Ahí el político no entra para nada", advirtió el regidor en las primeras declaraciones que realiza tras estallar la polémica que acompañó la puesta en marcha de las obras, que acaban de comenzar.

"No se trata de una cuestión política, sino puramente técnica", explicó Loaiza. "Es un tema de forjados, de muros que estaban en ruinas. Si se hubieran podido mantener los muros para hacer lo que se pretende hacer, está claro que se hubiera hecho. Pero yo no voy a decir a un técnico que los deje en pie cuando me dice que no responde de que dichos muros aguanten".

Loaiza insistió así en las explicaciones dadas la semana pasada desde el Ayuntamiento a través del responsable del Área General de Desarrollo de la Ciudad, Ángel Martínez, que echó mano al informe elaborado por el arquitecto redactor del proyecto para intentar atajar las numerosas críticas. En este documento se especificaba que la demolición de parte de los muros del inmueble "fue ordenada por la ruina inminente que presentaban".

Además, se aludía al ruinoso estado de la finca a causa fundamentalmente de "la pobreza constructiva de los muros, hechos con tierra, arcilla, ripios y cascotes, con algún mampuesto esporádico, por el sistema de tapial, con pérdida generalizada de su revestimiento de cal por el abandono que este edificio sufrió desde hace años".

La demolición de los forjados -se aseguraba- era necesaria puesto que, de otra manera, no se podría dedicar el antiguo patio de vecinos para el uso público que se pretende dentro de la iniciativa del Espacio Camarón.

Loaiza insistió en la misma idea al dar explicaciones de las razones que han llevado al Ayuntamiento a demoler la casa natal de Camarón de La Isla. Eso sí, reconoció la existencia de problemas de comunicación a la hora de dar a conocer el proyecto. "Nadie dijo que no se fuera a tirar", llegó a afirmar. "Puede que no haya sabido explicar bien lo que se iba a hacer, pero recuerdo que cuando se hizo la rehabilitación del Teatro de Las Cortes casi se tiró entero. Y hoy el Teatro está ahí y a todo el mundo le parece estupendo".

Exactamente lo mismo -argumentó- ocurrirá con la casa natal de Camarón. "No es lo que hay ahora sino lo que se va a hacer en el futuro", matizó. Y el proyecto contempla la recuperación de la finca al estilo del antiguo patio de vecinos de la ciudad, respetando las dos habitaciones en las que residía la familia de Camarón (los muros de esta parte no se han llegado a tirar) y adecuando el patio para pequeñas actuaciones y espectáculos.

"Eso es lo que viene en el proyecto. Y si nosotros no hubiésemos apostado por adquirir y recuperar la casa natal de Camarón de La Isla hoy, allí, se habrían construido pisos. Nadie podría ir a visitar la casa donde nació José Monge, ese espacio. Y ahora se va a construir allí un museo para que pueda ser visitable, para que la gente vaya", valoró Loaiza.

El alcalde, por su parte, recordó también la gestión llevada a cabo durante los últimos años para asegurarse el legado de Camarón de La Isla y dar los primeros pasos en firme para la puesta en marcha de lo que durante más de 20 años se había convertido en una asignatura pendiente de San Fernando.

Así, refirió también la inminente puesta en marcha de las obras de la Casa Lazaga, que se rehabilitará para convertirse también en un museo consagrado al mito del flamenco. "También aquí habrá que tirar, reponer, consolidar... Cuando se hacen este tipo de obras es lo normal, pero se sigue el criterio que dictan los técnicos que se responsabilizan del proyecto".

Loaiza criticó también la visita que su rival, la candidata y portavoz del PSOE, Patricia Cavada, había llevado a cabo a las obras de la casa natal "acompañada de un arquitecta que va en su lista (Claudia Márquez)" y censuró su actitud. "Lo que han hecho es ir en contra del criterio de los técnicos del Ayuntamiento y de la Diputación que han intervenido en la redacción del proyecto".

Las obras, promovidas a través de los fondos europeos que gestiona la Diputación de Cádiz, fueron adjudicadas por 333.000 euros y arrancaron a finales del pasado mes de mayo. La sorpresiva demolición de casi toda la finca, que se llevó a cabo a principios de la semana pasada, despertó la indignación de numerosos ciudadanos y, especialmente, del mundo flamenco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios