San Fernando

El Gobierno local acusa al PSOE de querer quitarle la potestad de Polvorines

  • El delegado de Presidencia, Daniel Nieto, cree que ése es el objetivo que persigue la conversión del conjunto en Bien de Interés Cultural (BIC) · Afirma que "no hay que proteger lo que no está en peligro"

Cuestión de potestad. Cuestión de intenciones. Es lo que dejó claro ayer el delegado de Presidencia, Daniel Nieto, en su comparecencia en respuesta a la solicitud que los socialistas llevarán al Parlamento andaluz para la conversión en Bien de Interés Cultural (BIC) de los Polvorines de Fadricas. Una figura de protección que, afirma Nieto, no es necesaria, "puesto que no hay que proteger lo que no está en peligro", en referencia a los planes municipales para la zona. Más bien, apuntó, el objetivo de esta maniobra del PSOE responde a una segunda intención, la de que sea la Junta -y de momento por tanto, un gobierno socialista- la que tenga poder de decisión sobre el terreno. Y no el Ayuntamiento. No los isleños en consecuencia, según quiso dejar entrever.

Así, apuntó directamente al portavoz de los socialistas isleños, Fernando López Gil. "Esconde el propósito cada vez menos oculto de paralizar el futuro de la ciudad. Lo que no ha conseguido en las urnas quiere llevarlo a cabo como sea, a cualquier precio. No parará hasta que una administración socialista le quite a los ciudadanos de San Fernando la potestad de decidir sobre su propio futuro", dijo.

Recordó el delegado de Presidencia que la totalidad de proyectos electorales referidos al desarrollo de Fadricas apostaban por utilizar la riqueza histórica y el valor patrimonial de los Polvorines y su entorno. "Sería una locura, un hecho impensable, que alguien hablara de derruir o modificar unos elementos que precisamente están llamados a dinamizar toda esa zona. Lo que no podemos permitir es que la tutela de los Polvorines, por la que los isleños llevamos décadas luchando, se le otorgue a otra administración con unos intereses que, como queda demostrado, no son los de los ciudadanos de San Fernando. Y es menos comprensible que sea López Gil, un representante público isleño, que dice defender los intereses generales de la ciudad, quien proponga que el futuro de una parte tan importante de La Isla se decida en Sevilla".

Por tanto, desde el Ayuntamiento se entiende que es innecesaria una protección que ya está en marcha. "El gobierno que preside José Loaiza ha sido el primero en apostar por el desarrollo sostenible en los Polvorines. Allí van a conjugarse los criterios económicos que necesitan los ciudadanos de San Fernando -especialmente los 8.000 isleños que están en el paro-, pero armonizándolos con la defensa del interés cultural e histórico que tiene Punta Cantera. Es más -subrayó Nieto- el Ayuntamiento ve en los 20 polvorines, el embarcadero, el espigón, el alfar romano y el resto de vestigios el principal reclamo económico para su progreso".

Aludió por último a las intenciones que perseguía la Junta en esos terrenos, razón por la cual el Ayuntamiento decidió realizar la reserva de suelo. "El Gobierno local tuvo que protegerlo de la intromisión de una administración que perseguía inundar de bloques de pisos -hasta 3.000 viviendas se preveían construir en Polvorines, según el anterior delegado del Gobierno de la Junta, Gabriel Almagro- unos terrenos que deben servir, desde el más riguroso respeto a la historia, como punta de lanza del despegue económico que San Fernando que los isleños esperan infructuosamente desde hace décadas".

Para posibilitar este despegue, adujo Nieto, se va a constituir una comisión mixta en la que también participa el Ministerio de Defensa -tras ser desestimadas las alegaciones que interpuso esta administración a la reserva- en la que se dirimirá el futuro del uso de esos terrenos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios