San Fernando

Espectacular accidente de un coche en la calle Tomás del Valle

  • El vehículo, un Ford Fiesta, colisionó contra los bordes de la acera para volcar estrepitosamente en medio de la calzada. No hay que lamentar heridos de gravedad

Un accidente espectacular, sobre todo por la estrechez de la calle y lo aparatoso del mismo. En torno a las dos de la tarde, un vehículo marca Ford, modelo Fiesta y matrícula 9009 CSR, colisionaba con los bordillos de la calle Tomás del Valle y volcaba de inmediato en la calzada. El siniestro, que apenas presenciaron un par de testigos, activó de manera inmediata las alarmas, de tal manera que miembros del personal sanitario de un centro de salud cercano salieron inmediatamente para auxiliar al conductor y al pasajero, en este caso madre e hija.

El coche quedaba completamente girado, con las ruedas hacia arriba y el techo apoyado en el suelo. Aún así, la cabina no estaba completamente abollada, de tal manera que ambas heridas no habían quedado aplastadas por el peso del vehículo y el impacto del golpe. Las sirenas comenzaron entonces a sonar y llegó la primera de las dos ambulancias al lugar de los hechos. A este primer vehículo fue trasladada la mujer más mayor, presumiblemente la copiloto, más afectada por el accidente. En el suelo, consciente, permanecía la mujer más joven tumbada boca arriba, mientras recibía la primera atención. Poco después, ésta era también trasladada en camilla hasta la segunda ambulancia, visiblemente impactada por el accidente.

Junto a los servicios sanitarios, también aparecieron en la calle del siniestro varios agentes de la Policía Local y miembros del cuerpo de Bomberos. En una primera inspección, la secuencia del accidente pareció comenzar con la colisión del vehículo -que subía en dirección a la calle Real- con el bordillo izquierdo de la vía, para a continuación, en un intento por corregir la marcha, producirse el choque con el margen derecho, un saliente donde la acera se ensancha para ubicar los buzones de los depósito soterrados de basura. Uno de ellos, el de orgánica, presentaba marcas de haber recibido el impacto del coche.

Según comentaban los testigos, podría haber sido este elemento el que habría servido de catalizador para que el coche se diera la vuelta. Efectivos policiales tomaron también fotografías de lo sucedido, de tal manera que puedan dirimirse ahora las causas del accidente. Entre ellas, la velocidad, por ejemplo, marcada a 30 kilómetros por hora en ese punto por la presencia de colegios.

Pero éste no fue el único accidente aparotoso que se produjo ayer en la ciudad o sus alrededores. Así, a las nueve de la mañana, una furgoneta, en el kilómetro 10,5 de la CA-33, se salía de la calzada impactando con la mediana y quedando una parte de la misma dentro de la calzada. El copiloto entonces intentó salir, esquivando en la primera ocasión a otra furgoneta que venía detrás, pero no a una segunda. Resultó ser una ambulancia, que atropelló irremediablemente al hombre. El sujeto en cuestión quedó herido de gravedad, por lo que fue trasladado a dependencias sanitarias para recibir la correspondiente atención.

Ya en la tarde del domingo, y exactamente en el mismo punto kilométrico, se producía otro accidente, en esta ocasión del conductor de una motocicleta, la cual derrapaba y se estrellaba contra uno de los guardarrailes centrales. El individuo fue atendido de inmediato por los propios vecinos, quienes avisaron a los servicios sanitarios, que llegaban al lugar de los hechos más de media hora después -según explicaban desde el 061, la dotación tuvo que venir desde Chiclana por no haber medios más próximos- y trasladaban al accidentado al centro sanitario pertinente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios