Ciclo de conferencias Culturínsula en el Zaporito San Fernando y los baños de mar

  • La primera ponente fue María Elena Martínez, que habló de los baños de mar

  • Yolanda Muñoz Rey hablará del Real Observatorio de la Armada

María Elena Rodríguez, durante su ponencia sobre los baños de mar.

María Elena Rodríguez, durante su ponencia sobre los baños de mar. / Ayuntamiento San Fernando

"La idea es que, con este ciclo, se empiece una iniciativa en San Fernando que abogue por un movimiento cultural continuo y dinámico”, explica la primera ponente del ciclo Culturínsula, María Elena Martínez Rodríguez de Lema, sobre las razones de esta propuesta, que une a diferentes colectivos relacionados con el mundo de la cultura, y que en su primera edición se centra en la relación entre la ciudad y el mar. En su caso, la autora del libro El Zaporito: 300 años de Historia trató en la primera ponencia el tema de El origen de los baños de agua de mar en La Isla de San Fernando. La cita estuvo amenizada por el dúo musical Jarabe de Arte.

María Elena se remontó a los orígenes de los baños, a cómo en la antigüedad comenzaron a realizar este tipo de actividad. Con su intervención trasladó a los presentes en el molino de mareas de El Zaporito a la época clásica, mostrando que los griegos y los romanos apreciaban las bondades del agua de mar y cómo esa costumbre se ha extendido a lo largo de la historia y el espacio. "Cristianos y árabes han sabido apreciar los beneficios de los baños de agua", afirma la ponente.

La historiadora se remontó a esta época clásica porque en la etapa griega y romana fomentaron este tipo de baños. Cabe recordar que estas civilizaciones dotaban de gran importancia al culto al cuerpo y en Pompeya se han encontrado restos arqueológicos de unas termas (en este caso de agua de mar), que eran propiedad de un liberto, Ianuario.

También habló de la Domus Aurea de Nerón, el palacio del emperador famoso por ser ostentoso y magnífico en todos los sentidos. Dicho palacio contaba con unas termas inmensas donde la corte y los personajes más cercanos al emperador disfrutaban de los baños.

A continuación, María Elena Martínez Rodríguez de Lema habló de la decadencia que sufren este tipo de costumbres entre la población. "El cristianismo corta de raíz todo este tipo de costumbres paganas por considerarlas obscenas. Cabe recordar que la civilización clásica idolatraba el cuerpo, algo impensable para el pensamiento eclesiástico de esta etapa de la historia", comenta Martínez.

El salto temporal sitúa de nuevo esta costumbre en la edad moderna. "Fue en esta época cuando se firma el primer tratado de talasoterapia que se practica en los spa. Hay que recordar que spa no es más que un acrónimo de Salus Per Aquam, término latino que significa salud por agua", señala la ponente. Inglaterra fue el primer lugar donde se vuelve a recobrar este tipo de baños y, más tarde, arraiga en gran parte de las sociedades europeas. Los monarcas y la nobleza de del siglo XVIII y XIX son los que rescatan esta costumbre, haciendo que las clases pudientes pudiesen acceder a los baños. Así comienza una nueva costumbre: el veraneo y el disfrute de los baños como algo exclusivo y saludable.

De esa introducción la ponente pasó a hablar de San Fernando y de los baños de Ureña, el Zaporito, Caño Herrera o La Casería. Martínez hizo un recorrido por la historia costumbrista y social de La Isla. "Es un tema fresco, que nos sumerge ahora en verano, de cuando empezó esta costumbre hasta llegar a la playa de Camposoto”, opinó. En La Isla –ofreció detalles– aparecen los baños en el siglo XIX. Algunos eran de pago, como los baños de Ureña. Aunque, por otro lado, estaban los baños populares como La Casería, el Cantillo, Puente Zuazo o el Zaporito, donde todas las clases sociales podían acceder de forma gratuita. La aparición del automóvil, añade, hizo que se trasladara a la playa.

"Es un tema interesante que refleja, además, la transformación que nuestra sociedad ha ido experimentado en moral, vestuario, relaciones sociales..., ofreciendo multitud de anécdotas y curiosidades", destaca Martínez.

La próxima conferencia de este ciclo de Culturínsula dedicada a la relación entre San Fernando y el mar, será mañana jueves 29 de agosto a las 20.30 horas. En esta ocasión será el turno de Yolanda Muñoz Rey, doctora en Arte y Humanidades, que tendrá a su cargo la siguiente conferencia El Observatorio Astronómico de San Fernando. Historia, navegación y astronomíaContará con la actuación de Pablo Bernal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios