San Fernando

El CRMF retrasa la apertura del curso a mediados de octubre

  • Con esta medida se deja tiempo para que termine la remodelación de algunas dependencias

El Centro de Recuperación de Personas con Discapacidad Física, CRMF, de San Fernando ha decidido trasladar la apertura de su curso escolar a la segunda quincena del mes de octubre ante las obras que se realizan en las dependencias durante este verano.

Actualmente prosiguen los trabajos de remodelación de algunas de sus instalaciones que permitirán "mejorar la atención a nuestros usuarios y maximizar las ventajas que ofrece nuestro centro, especialmente a las personas en situación de dependencia", según ha explicado la directora gerente del centro, Concha Mayoral. Para que concluyan y se completen con tranquilidad se ha optado por esta solución para el beneficio de todos los usuarios y profesionales.

Una de las remodelaciones se está llevando a cabo en la zona de residencias donde , además de trabajar en la construcción de nuevos armarios, se están habilitando seis nuevos cuartos de baño adaptados a personas con gran discapacidad. Con esta medida el CRMF pasará de disponer de dos habitaciones con estos servicios a tener un total de ocho. Además, la enfermería también aparecerá renovada tras finalizar esta fase, de la que ya han sido debidamente informados los usuarios del centro.

"Por carta, vía telefónica e incluso a través de nuestros perfiles en las redes sociales -comenta Concha Mayoral- hemos contactado personalmente con ellos, que ya conocían estos trabajos pero que volverán a un centro en el que poco a poco disfrutarán de otras novedades que redundarán en su comodidad y en una mejor calidad del servicio".

Estos trabajos contaban, según informó el Imserso en su momento, con un presupuesto base de licitación de estas obras asciende a 2.214.674 euros. Su plazo de ejecución se había fijado entonces en 18 meses a partir de la adjudicación de las obras, que comenzaron poco antes del verano. Estos trabajos debían centrarse en la adaptación a las necesidades actuales, y por supuesto a la normativa vigente, de las dos residencias con que cuenta el complejo. El complejo del CRMF-Imserso fue inaugurado en 1977 y, aunque se han realizado reformas parciales, reconocen, era necesario adecuarlas al perfil actual de los usuarios para ampliar sus comodidades. De los casi 100 alumnos que siguen cursos en el CRMF, un total de 70 son residentes y el resto lo utilizan como centro de día dado que residen en las inmediaciones.

Además de los trabajos ya mencionados, también se pretende la sustitución de elementos para incrementar la eficiencia energética, así como mejoras en servicios como la cocina, talleres, lavandería o los accesos, con reformas en los viales interiores del centro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios