Gestión municipal

El Ayuntamiento de San Fernando prepara nuevas ayudas para emergencia social por el coronavirus

  • Ha previsto una partida inicial de 300.000 euros para las familias y personas afectadas por la crisis

  • Alimentación, vestido, higiene, aseo, medicamentos y gas son los ámbitos que pueden cubrirse con estas prestaciones

Una funcionaria de San Fernando con guantes en su puesto de trabajo. Una funcionaria de San Fernando con guantes en su puesto de trabajo.

Una funcionaria de San Fernando con guantes en su puesto de trabajo. / Román Ríos

El Ayuntamiento de San Fernando prepara la concesión de ayudas de emergencia social para dar cobertura a las necesidades básicas de las personas y familias afectadas por las consecuencias de la crisis del coronavirus COVID-19. El partida inicial que se ha previsto es de 300.000 euros, con posibilidad de su ampliación.

Según explica el gobierno municipal, se trata de prestaciones que podrán contribuir a mejorar las condiciones de vida de los afectados por esta situación tanto en casos individuales como en las unidades de convivencia, sean familiares o no, siempre que convivan en el mismo domicilio. El objetivo es salvaguardar a la población isleña de los daños o riesgos a los que les pueda exponer la caída de la actividad económica y la paralización de las condiciones normales de vida por el estado de alarma.

La alcaldesa, Patricia Cavada, deja claro que la partida prevista es una cantidad inicial, que "se aumentará según demanden las circunstancias y la evolución de esta crisis". Las ayudas permitirán a los isleños afectados por la crisis hacer frente a los gastos de alimentación, vestido, higiene y aseo personal, medicamentos y suministro de gas de la vivienda. Ya se informó de la duplicación del presupuesto de ayudas sociales para atender los problemas de los isleños.

Dada la excepcionalidad de la situación, estas ayudas económicas de emergencia social se van a tramitar con la máxima flexibilidad y facilidad en los requisitos documentales que deben entregar los solicitantes, incluso posponiendo su entrega al final del periodo de aislamiento, para poder activar la prestación lo antes posible. De hecho, las personas que ya tengan una historia abierta en Servicios Sociales podrán tramitarla de forma casi automática por vía telemática o telefónica. Al resto se le darán las máximas facilidades de entrega de la documentación que se va a requerir para poder beneficiarse de estas ayudas urgentes y puntuales, intentando en la medida de lo posible evitar los desplazamientos.

"Se han flexibilizado los requisitos y se va a estudiar cada caso para que las personas afectadas puedan contar con esta importante cobertura social", detalla la regidora. Estas ayudas son compatibles con otras prestaciones que las familias o las personas beneficiarias estén recibiendo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios