La ciudad y los días

Carlos Colón

ccolon@grupojoly.com

La poción de Progreramix

¿Por qué esta obstinación en negar las cifras? El Gobierno sabe que está blindado por la poción de Pogreramix

Sánchez, Illa y Simón han afirmado una y otra vez, y así hasta anteayer, que la llamativa, si no escandalosa, diferencia de víctimas -27.136 según el Gobierno, más de 43.000 según el Instituto Nacional de Estadística y el Instituto de Salud Carlos III- se debe a que el Gobierno sigue las instrucciones de la OMS contabilizando solo los casos diagnosticados y no los probables. El lunes Simón dijo que tendrán que cambiar estos datos para ajustarse a "nuevos" criterios de la OMS sumando los casos probables, pero no diagnosticados, que han provocado el exceso de mortalidad en los pasados meses. Pero resulta que de "nuevo", nada. Según informó ayer con claridad y documentos Vicente Vallés en Antena 3 el criterio de la OMS está fijado desde el pasado 20 de abril en el documento Pautas internacionales para la certificación y clasificación de Covid-19 como causa de muerte y se ha repetido en sus informes diarios: "todo caso de muerte con síntomas de coronavirus debe ser atribuido al Covid, se haya hecho el test o no". Concluía Vicente Vallés: "Por tanto, España no ha seguido las indicaciones de la OMS, y se ha limitado a contabilizar como coronavirus solo a los fallecidos a los que se les ha podido hacer el test de coronavirus. Solo a ellos. Este martes, el doctor Fernando Simón ha reconocido que tendrán que cambiar sus datos".

La credibilidad de Vicente Vallés le ha valido liderar los informativos. Para los recalcitrantes añado que el 22 de mayo publicaba El País: "Ahora sabemos que, entre el 1 de marzo y el 12 de mayo, se registraron en España 43.000 muertes más de las esperadas en una situación normal. Es el coste de esta crisis". ¿Por qué esta obstinación en negarlo, si además no lo necesitan? El Gobierno sabe que está blindado por esa asterixiana poción de Pogreramix que es ser (o decirse) progresista. Que se pase de 27.136 a 43.000 fallecidos no alterará nada. En este país las manifestaciones que no respetan el distanciamiento ponen o no en peligro la salud de todos según contra qué se manifiesten. En este país importa tres pepinos que el fundador de la Sociedad Española de Microbiología y asesor emérito del servicio de enfermedades infecciosas del Gregorio Marañón diga que España "perdió un tiempo precioso" en reaccionar a la pandemia pese a que "a finales de febrero nuestros compañeros de Italia ya nos advertían de que la gente se moría como chinches".

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios