Con la venia

Fernando Santiago

fdosantiago@prensacadiz.org

Los peliculeros

Desde "Besos para todos" no se rueda en Cádiz una película donde la ciudad se represente a sí misma. Por lo visto sirve para ser La Habana, Pamplona o Marsella pero no habrá guiones que se desarrollen en la ciudad. Ansiosos estamos de que empiece el rodaje de "La maniobra de la tortuga ", de Benito Olmo, en septiembre para ver Cádiz como Cádiz, con los letreros de sus propios comercios, con las indicaciones en español, con la calle Sopranis como calle Sopranis y con seguratas que sean educados y amables que traten a los periodistas como seres civilizados.

Nueva Zelanda vio incrementar un 10% su flujo turístico desde "El señor de los anillos". Hay rutas en Escocia sobre el rodaje de "Rob Roy" o "Braveheart" , en París sobre "Amelie", por decir algunas. Londres y Nueva York tienen rutas sobre cada una de esas ciudades como platós de cine. Está muy bien que se ruede en Cádiz pero lo que sería perfecto es que la ciudad sea escenario de sí misma y que la película que aquí se rodase tuviera tal éxito que luego permitiese utilizarlo de plataforma turística. Ni "El día que nací yo" ni "El emigrante" o "Montoyas y Tarantos" tienen el tirón para poder servir de reclamo. Por si fuera poco el viernes formaron una descomunal. Espero que la explosión del autobús en Arquitecto Acero no haya provocado desperfectos en la fachada oeste de la catedral ya que el corte del Campo del Sur supuso una molestia excepcional al tratarse de un viernes de lluvia y coincidir con la hora de salida de los colegios. No creo que ninguna otra ciudad hubieran aceptado cortar una arteria principal en hora punta, hubieran ordenado a la productora que se cortase a última hora de la tarde para que no afectase de manera notable a la vida de los vecinos. Por no hablar de un gachó maleducado bordeando a los fotógrafos y a los periodistas como si fuera un Donald Trump de la vida con la impunidad de quien se cree por encima del bien y del mal . Hizo falta que Carlos Rosado pusiera en práctica sus buenos oficios para que se tratase a los medios de comunicación con profesionalidad.

Hemos tenido a Halle Berry saliendo de las aguas de La Caleta , a Cameron Díaz, o su doble de paquete en la moto durante un encierro y ahora a Blake Lively en Marsella versión . Así que,ciudadanos y ciudadanas, ministros y ministras, vecinos y vecinas, repitan conmigo el estribillo de Los Peliculeros: somos los peliculeros, somos la jartá de chulos, porque tenemos , pelos en el …¡corten!

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios