Con la venia

Fernando Santiago

fdosantiago@prensacadiz.org

¡La que estás liando, chiquilla!

La medida que quiere impulsar la infausta Eva Tubío genera varios problemas en lugar de resolver uno

Hay gente que piensa que porque sus padres fueron concejales o porque tienen un apellido compuesto son dueños de la ciudad. Miran a quienes gobiernan Cádiz como si fueran unos usurpadores, un mal sueño que terminará en dos meses. Así actúa la Academia Hispano Americana, que tiene cedido por el Ayuntamiento un espacio de manera gratuita en el Centro Reina Sofía y se niega a moverse a la Casa de Iberoamérica (que sería su lugar natural) para facilitar el acuerdo patrimonial entre el Ayuntamiento y la Universidad. Conviene recordar que al frente de esta Academia está una exdiputada del PP. El Equipo de Gobierno, en lugar de dar un puñetazo encima de la mesa y proceder al traslado, busca en su patrimonio. Ahí llega la medida impulsada por la infausta concejala Eva Tubío de trasladar al último piso del edificio del Casino a la Academia con lo cual genera varios problemas en lugar de resolver uno. Dicho lo anterior: conviene también decir que ese llamado centro de negocios podría ser trasladado a cualquier otra dependencia municipal aunque no sé si merece la pena una cadena de mudanzas para un solo problema, sin olvidar que por esas oficinas se pagan 3.500 euros de renta a la Zona Franca. A la postre parece que Felicidad Rodríguez, la directora de la Academia, quiere un despachito bien situado sin pagar un euro aunque ningún socio use las instalaciones.

No es menos importante recordar que la Zona Franca se gastó de fondos europeos 400 mil euros para arreglar el edificio del Casino, a lo que se debe sumar los 750 mil que puso el Ayuntamiento para limpiar de deudas el Casino con la excusa de comprar el edificio. Más de un millón de euros para que 20 ó 30 personas puedan leer la prensa gratis y tomar café todas las tardes en medio de gritos de "¡Arriba España!" y elogios a Vox, pagado todo ello con dinero público ,sin tener que hacer frente a los gastos del edificio. Algo que para sí quisieran muchas entidades de la ciudad mucho más activas y con más representación. Fue un favor de Teófila Martínez y Jorge Ramos a un grupo de amigos y compañeros de partido que se han pasado con armas y bagajes a Vox en agradecimiento a la ayuda recibida. Aquellos polvos traen estos lodos. El favoritismo del PP a sus colegas, la falta de energía del Equipo de Gobierno, la nula capacidad de quienes están al mando del Ayuntamiento , el ventajismo de la Academia Hispano Americana y el Casino son la suma de arbitrariedades que nos ha traído esta situación.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios