El Palillero

Nuestras islas Gadeiras

El espíritu dual de las Gadeiras no se ha perdido. Unos son más de Erytheia y otros de Kotinoussa

Hay que ver el buen resultado que está dando el edificio de Valcárcel. Sirve para todo. Primero para un hotel de cinco estrellas, después para la okupación de un grupo de indignados, a continuación para Facultad de Ciencias de la Educación, y ahora parece que en ese edificio también se podría ubicar el centro de interpretación de las islas Gadeiras. Como pasa siempre que hay una excavación en Cádiz, se descubre algo. A los fenicios no los dejan en paz ni cuando estamos en Carnaval. Y con los romanos siempre hay algo a mano. El rector de la UCA, Francisco Piniella, ha destacado que los recientes descubrimientos no van a perjudicar a las obras de la facultad de Valcárcel.

Pero son descubrimientos interesantes, que presentó el profesor Darío Bernal. Han servido para confirmar lo que ya investigó Francisco Ponce Cordones: el canal Bahía-Caleta. Ese canal dividía a las islas Gadeiras. Separaba a Erytheia y Kotinoussa. Estos nombres les sonarán por el parque de los cuarteles de Varela, y por los reportajes sobre las cacas de los perritos que allí se aprecian. Según parece, el canal estuvo activo en los tiempos de los romanos y pudo durar hasta el periodo medieval. No ha llegado al siglo XXI, pero es un símbolo de Cádiz, esa ciudad que es como dos en una

Hay que poner en valor a las islas Gadeiras y llamar a las cosas por su nombre. Erytehia sería el Cádiz Norte y Kotinoussa sería el Cádiz Sur. Erytheia sería más pequeñita y recoleta, más caletera, y albergaría las esencias del Cai-Cai, incluyendo el templo de Astarté y la ciudad de Gadir. Mientras que Kotinoussa sería más alargada y playera, más beduina, y albergaría la periferia de las Gadeiras, incluyendo el templo de Melqart en un extremo y el de Baal Hamón colindante con el canal. Todavía no había cofradías. Eran otros templos.

Volver a nuestras islas Gadeiras sería ideal. El aislamiento se completaba con lo que después se conoció como Isla de León. Sobre los detalles no se ponen de acuerdo los historiadores y los arqueólogos, por lo que forman parte de los mitos, que tanto gustan en nuestra tierra. Cargarse el canal Bahía-Caleta fue como si hubieran construido el Cádiz Tres, pero en tiempos de los últimos romanos, o de los que se lo cargaron, que no está claro quiénes fueron, ni ninguno de los presentes lo hemos visto.

Cádiz con su canal hubiera sido más veneciana. Pero el espíritu dual de las Gadeiras no se ha perdido. Unos son más de Erytheia y otros de Kotinoussa. Aunque ahora se llamen Cádiz-Cádiz y Puerta Tierra.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios