Con la venia

Fernando Santiago

fdosantiago@prensacadiz.org

Ya tenemos elecciones a la vista

Tantos años despotricando del bipartidismo y cuando tenemos cinco partidosno se ponen de acuerdo

Las elecciones las carga el diablo, nunca se sabe qué puede ocurrir, lo que en el fondo es lo hermoso de una elección, que no depende de lo que algunos cabezas de huevo han pensado en La Moncloa o en Galapagar. Dicho lo cual las encuestas pronostican una correlación de fuerzas parecida a la actual con un ligero aumento del PSOE y del PP, una ligera bajada de Unidas Podemos y de Vox y un batacazo de Ciudadanos. Cualquiera sabe lo que va a pasar ahora con los cerebros políticos, perdón por el oxímoron, preocupados por eso que se llama el relato: la justificación del motivo por el que nos llevan a nuevas elecciones. Tantos años despotricando del bipartidismo y cuando tenemos cinco, no se ponen de acuerdo, unos porque quieren sillones a toda costa, otros porque no duermen de pensar en lo anterior. Cabe suponer que los partidos mantengan las listas tal y como las aprobaron para las elecciones de abril aunque Susana Díaz le ha pedido a Pedro Sánchez algunas correcciones en las candidaturas de Sevilla y de Cádiz en nuestra provincia para dar cabida a Juan Carlos Ruiz Boix, vicesecretario provincial del Partido Socialista y alcalde de San Roque. No se sabe quién pudiera ser el sacrificado si en Ferraz atienden la demanda de la Sultana Rociera: quizás Juan Carlos Campo, que entró a última hora en la lista cuando nadie lo había propuesto, quizás algún senador. Aunque es improbable que se alteren las listas solo en dos provincias. Han cambiado también las circunstancias en el PP donde ya no está el inefable Chaquetilla al mando de operaciones y donde el alcalde Vejer, Pepe Ortiz, ya no es la estrella ascendente del casadismo que era hace un año. Es improbable que Adelante Andalucía se separe orgánicamente de Unidas Podemos, lo que hubiera supuesto la caída del cartel de Noelia Vera, esa chica que dice ser de Cádiz y periodista aunque no ha ejercido la profesión y jamás viene por la provincia. Vera cuenta con el rechazo de la dirección de Podemos en Cádiz. Existe la posibilidad de que el PP vuelva a situarse por encima de Ciudadanos con lo que recuperaría el senador y el segundo escaño, de manera que Javier Cano Leal, número dos de eso que los cursis llaman "la formación naranja", tendría que volver a la Diputación, donde es funcionario. Puede incluso que al Generalísimo lo manden al Pazo de Meirás, la Venta del Nabo versión Roche, donde perderá su generoso sueldo con lo que volverá a ser un jubilado más, lo siento por la Academia Hispanoamericana.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios