Ser o no ser

José Guerrero 'yuyu' /

Un clásico venido a menos

EL El Cádiz C.F. ha empezado el año con buen pie. No sé si será el hecho de que el 2016 no acaba en cinco, ni con sus clásicas rimas, pero el hecho es que llevamos dos partidos en lo que va de año y las sensaciones son buenas. Se comenzó ganado al Real Jaén por 2-0 y se ofrecieron unos magníficos 25 minutos iniciales ante el Celta. Ahí decidió la diferencia de categoría, pero el equipo le echo casta y coraje.

Y hoy toca el tercero de los partidos consecutivos en casa. Es otro de esos partidos que, nada más mirar el cartel, te lleva a pensar por un momento que no estamos en Segunda B. Pero es solo una ilusión óptica de nuestras mentes ansiosas por ver fútbol en la categoría de plata, como mínimo. No corren buenos tiempos para el Cádiz ni para el Recreativo de Huelva. Y si nosotros pensamos que estamos mal, si miramos al Decano del fútbol español nos podemos dar con un canto en los dientes. El club más antiguo del fútbol patrio está como la mujer de David Copperfield, que nunca sabe cuando va a desaparecer. Y dios quiera que nunca se produzca esa desaparición, pero las cosas pintan mal. Jugadores que se marchan porque no cobran y una situación que parece insostenible. En esas circunstancias llega el Recreativo de Huelva a Carranza. Y lo que podía ser un partido en lo alto de la tabla, buscando las posiciones de cabeza se ha convertido en un encuentro donde solo uno busca las plazas de arriba de la tabla y el otro busca las tablas directamente, como el ganado bravo herido de muerte. Una pena. Lo siento por mis amigos onubenses, porque el Recreativo no se merece pasar por lo que está pasando. Así que nos vamos a encontrar a un Recreativo repleto de gente joven y para el que un empate sería todo un triunfo. Hasta su propio entrenador (no sé si por convicción o por una táctica de estrategia) reconoce que su equipo tiene pocas opciones de puntuar en Carranza. Si empezamos a creerle mal vamos. Cierto es que el rival no llega en su mejor momento, pero para muchos equipos de esta temporada ganar en Carranza equivale poco menos que ganar la Champions. Y yo no me fiaría ni un pelo del Recreativo.

Y todo ello en plena vorágine de mercado navideño. Descartes de Kike Márquez y Wilson Cuero y llegadas de Migue, David Sánchez y Jandro.

Hay quien todavía no se explica el descarte del sanluqueño pero los vestuarios tienen secretos que solo conocen los que habitan en ellos. Como dijo Charles Chaplin: "El tiempo es el mejor de los guionistas, porque siempre encuentra el final adecuado". Y en esto del fútbol las decisiones se miden por los éxitos deportivos. Si estos llegan nadie se acordará de los que se han ido y si no se cumplen los objetivos habrá más carbón para la leña de la polémica.

Hoy sería fundamental volver a sumar los tres puntos, que nos hagan soñar con un inicio de año como el del 2015, enlazando victoria tras victoria. Y falta hará, porque los de arriba siguen sin fallar. Así que vamos a ganar para no tirar la toalla del primer puesto antes de tiempo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios