Los hosteleros defienden que las terrazas sirven para crear empleo en sus locales y lo utilizan como argumento para ir en contra de la regulación de los espacios que plantea el equipo de gobierno. El alcalde duda de los números que dan los propietarios de los establecimientos hosteleros y para ello se basa en su propia experiencia personal como cliente. Y aunque es verdad que se contratan camareros para atender todas las mesas, seguro que en muchos casos no son suficientes. Nuestra legislación laboral tiene que ser un poco perversa cuando la contratación en este sector y en otros muchos se hace totalmente en precario y siempre por debajo de lo que es necesario. En muchos países cercanos de Europa se ven pequeños establecimientos con numerosos empleados, muy por encima de la media de lo que habría en cualquier otro en España. Seguro que algo tendremos que estar haciendo mal.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios