La Azotea

Melchor Mateo

mmateo@diariodecadiz.com

Política de motes

Alos políticos de hoy en día no les gusta que los llamen por el nombre que aparece en su carné de identidad. Ahora Francisco es Fran o Pacote, Juan José es Juancho, a Manuel le gusta que le digan Chiqui o al presidente de la Junta, Juanma. Son las cosas del marketing político que dicen que eso los hace más cercano a la gente, personas que son de carne y hueso como nosotros. Pura superficialidad, más allá de que cada uno puede pedir que lo llamen como quieran. Sin embargo, la cercanía, el crédito del político se gana con otras cosas que son mucho más importantes. Es como quedarnos en el todos y todas como paradigma de la igualdad. En Cádiz había un entrenador de fútbol que se llevó las manos a la cabeza cuando se le colaron tres canteranos en el primer equipo con los nombres de Quico, Mami y Moi. Sólo sobrevivió el del primero y de los otros decía que no infundían respeto. De ahí nacieron futbolísticamente Quevedo y Arteaga.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios