La ciudad y los días

Carlos Colón

ccolon@grupojoly.com

Nebrija entra en campaña

Piensen qué candidato les ofrece más garantías de que los miembros de España no se rompan

Mañana a reflexionar. Si difícil es decidirse entre buenas opciones, más lo es tener que hacerlo entre mediocres y malas. La gran esperanza blanca-por citar el título de una buena película olvidada- que para los centristas liberales representó Ciudadanos se ha desplomado sobre la cabeza de su líder -perrito incluido- después que haya hecho esfuerzos dignos de Sansón para ello. Se ha repetido el fenómeno de lo que sucedió con la mucho más interesante e ideológicamente mejor armada iniciativa de UPyD.

Los extremeños que se tocan -por citar la divertida "opereta sin música" del portuense Muñoz Seca y el sevillano Pérez Fernández- tienen desde luego su público, asentada según las encuestas la izquierda populista y en ascenso su igual de derechas, pero quien esto escribe no empatiza con ellos. Visto el cartel y el horizonte del emborricamiento catalán, el Brexit o la recesión económica al final quedan los de siempre. Centroizquierda y centroderecha. PSOE y PP. En tiempo de desolación no hacer mudanza, recomendaba San Ignacio. Según las encuestas volverán a ser los partidos más votados. Pero no lo suficiente. Se abrirán días de pactos. Con el peligro de que Sánchez necesitará los de la izquierda populista y tal vez los independentistas, y Casado los menguantes de Ciudadanos y la derecha populista.

Si aciertan las encuestas el voto, salvo para los votantes socialistas y populares muy convencidos, debería estar en gran medida condicionado por el posterior horizonte de pactos. Y éste es tan inestable, vistos los resultados de las sumas posibles, que los votantes indecisos y/o pragmáticos lo tienen muy difícil. ¿Qué será lo menos malo? Tengo mi opinión, pero no la voy a dar aquí. Bastante me equivoqué hace tiempo mostrando mi simpatía por UPyD y hace menos tiempo por Ciudadanos. Parece que en nuestro país lo nuevo nace viejo para morir niño, como el Benjamin Button de la película de Fincher.

En cualquier caso, y frente al horizonte de los pactos, les propongo como materia de reflexión estas palabras del ilustre lebrijano Antonio de Nebrija: "Los miembros y pedazos de España, que estaban por muchas partes derramados, se redujeron y juntaron en un cuerpo y unidad de reino. La forma y trabazón del cual así está ordenada que muchos siglos, injuria y tiempos no la podrán romper ni desatar". Y piensen qué partido y qué candidato les ofrecen más garantías de que los miembros de España no se rompan.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios