Con la venia

Fernando Santiago

fdosantiago@prensacadiz.org

Lanzadas a moro muerto

En España somos especialistas en poner banderillas a toro pasao. Geniales para ver las cosas con claridad cuando ya han ocurrido y luego tirarnos el moco con el "ya lo dije yo" o el hiriente "¡Te lo dije!". Ocurre que es falso, que nadie tiene la capacidad para predecir el futuro, que por mucho big data y por mucha estadística la vida es entropía, es el Efecto Mariposa. Resulta ahora que todo el mundo sabía y predijo que si se celebraban las manifestaciones del 8 de marzo la epidemia se iba a desbocar. Nadie habló, pero todo el mundo lo sabía. Aprovechan ahora para zurrarle al gobierno con que el estado de alarma se tenía que haber declarado mucho antes, como en China. No dicen nada si la policía tendría que dar palizas por la calle, como en China, a quien se saltase el confinamiento, si se tendría que meter en la cárcel al que incumpliese, como en China, si se bloquearía el acceso a Internet, como en China, si habría censura previa en los medios de comunicación, como en China. Es gracioso que los opositores al gobierno tengan como modelo a una dictadura comunista. Lo que es la vida: ahora hay liberal-maoistas, Mao-Tse-Tung y Adam Smith, removido no agitado. Desconozco los datos que tenía el gobierno pero es obvio que a la luz de lo que sabemos ahora fue una imprudencia ir a las manifestaciones como prueba el hecho de que dos ministras y la mujer del Presidente estén infectadas. La idea es si los datos de los que disponía el Gobierno aconsejaban el confinamiento antes del 8 de marzo e incluso si la sociedad estaba preparada para una medida así . Estos visionarios del pasado son los mismos que nos adoctrinan con toda suerte de improperios escondidos tras el anonimato en las redes sociales, los valientes que gritan insultos amparados en la masa de una manifestación . Valientes cacerola en mano. Ya dijo Umberto Eco que las redes sociales le habían dado voz a una legión de imbéciles. Dicho en boca del gran Bertrand Russell "el problema del mundo es que los estúpidos están seguros de todo y los inteligentes están llenos de dudas". No sé si se debió decretar el estado de alarma con anterioridad, parece que sí, pero eso lo sabemos ahora, nadie lo dijo antes. Vivimos en un país de leyes y para anular el derecho de manifestación hay que argumentarlo muy bien, no vale dejarse llevar por el ancestral odio entre españoles. Me malicio que los que hoy zarandean al gobierno (quizás con razón) son los mismos que en caso contrario también lo hubieran criticado.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios