Con la venia

Fernando Santiago

fdosantiago@prensacadiz.org

Gobernador Civil

A José Pacheco la tanqueta le ha hecho famoso, cuando lo único que hizo el vehículo fue despejar la calle

En el tiempo de Antolín de Santiago como gobernador, llamó al despacho a su jefe de prensa que era también presidente de la Asociación de la Prensa: "mañana aquí a las 7 de la mañana, que vamos de visita a los pueblos". La respuesta: "pero Don Antolín, ¡las 7 de la mañana es una hora comunista!". Aquel tiempo en el que un gobernador era alguien con mando en plaza, gente enérgica que no dudaba en recluir en la Comisaría de Isabel la Católica a quienes pedían amnistía en el Chaminade, comisaría donde había dos estacas, una con el nombre de Belmonte y otra con el de Joselito, para que supieran quienes entraban. Cádiz ha sido tierra de gobernadores con un par, Rodríguez de Valcárcel, Guillén Moreno, Sanz Pastor ("un gobernador comprometido el que según la prensa, ese que nos ha correspondido sin saber por qué" cantaban Los Dedócratas). Todo empezó a cambiar con la llegada de Salvi Domínguez, un socialista cuyo principal mérito había sido ser peñista en Málaga y que en Cádiz fue famoso por mandar a la policía a por whisky, luego terminaría en el coro de Julio Pardo en recompensa por los favores de su época en Canal Sur cuya principal legado fueron las productoras pata negra y la frase en el Parlamento "tengo que reconocer que vengo chungo de papeles" . Incluso Javier de Torrente "el brazo tonto de la ley" fue un subdelegado con hechuras de gobernador. El resto, desde la reforma de Aznar, son funcionarios más o menos capacitados. Ahora tenemos a José Pacheco, una persona excelente y comprometida, militante de CCOO, activista LGTBI, un tipo amable, cariñoso y buena gente, lo que hace que no parezca un gobernador. La tanqueta le ha hecho famoso, cuando lo único que hizo el vehículo fue despejar una calle, que el Río San Pedro no es Tiananmen. No hay ni un solo gobierno en el mundo, del signo que sea, que permita que sus ciudades sean tomadas al asalto de manera violenta por muy justas que sean las demandas de los manifestantes. Más bien diría yo que Pacheco ha actuado con bastante prudencia al permitir continuos cortes de calles, el bloqueo de la ciudad de Cádiz, al no denunciar a toda la gente que vinieron de Sevilla, Huelva, Madrid y el País Vasco a sumarse a la guerrilla urbana. Todo este jaleo para que los Proletarios del Metal consigan un 2% de IPC. En Sevilla, sin altercados ni romanticismo, han conseguido un 1´5%. Medio punto. Aquí no se ha repuesto la dignidad de Cádiz, no han venido nuevas industrias, no ha llegado empleo ni siquiera un Plan de Reindustrialización. Cádiz ha ardido por ocho euros más en la nómina de los luchadores , por mucha épica y mucho romanticismo que nos vendan. El resto, como dijo Juanma Marqués en Hora 25 : "poesía revolucionaria".

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios