Con la venia

Fernando Santiago

fdosantiago@prensacadiz.org

Asquerosidad

No sabemos si este año hay Cruzado Don Romualdo, Ardentía o la Niña del Altavoz qué guasa tiene en la voz

El otro día dijo el gran Quequé en La Vida Moderna una verdad como un templo: la playa es algo asqueroso. Nadie se había atrevido a hablar con tal sinceridad en un medio de masas, quizás por eso soy fan, aunque la directora de Radio Cádiz no los traiga. David Broncano apoyó sin reservas este punto de vista que tuvo una objeción algo cateta de Ignatius al defender las playas canarias, ya se sabe ,como dijo George Brassens, que "todos los tontos felices son de algún sitio". Y eso que ahora la playa es más relajada por la distancia de seguridad y la cantidad de personal dedicado a los usuarios, si un niño te tira arena o un mariano cualquiera tira a la arena unas pepitas de sandía se le puede hacer el reproche del contagio, tan socorrido. Este año solo he ido una vez a nadar a Santa María del Mar , lo que pude apreciar es cómo la mayoría mantenían la distancia, seguramente por miedo no por civismo. Supongo que será un tostón tanta gente dedicada a la seguridad de los bañistas : el cuerpo de Vigilantes de la Playa de la Junta, la Policía Local, los socorristas municipales, los de Protección Civil. Una pléyade de gente ocupada en que el personal no se acerquen unos a otros y no se supere el aforo permitido por el científico procedimiento del Ojo de Buen Cubero puesto en marcha por ese brillante concejal de playas, policía, medio ambiente y otras cosas, no tantas como a él le gustaría, David Navarro. Como llevamos un verano de poniente solo hemos gozado un día con el cierre de Santa María del Mar gracias al celo de un socorrista y la falta de aplicación del Plan de Contingencia. Aquí no hay un Grupo A donde alguien diga "me gusta que los planes salgan bien". O el Plan era muy malo, o no se cumplió, seguimos sin saberlo oficialmente. Sería menester un cierre permanente, a ver qué pasa, ni para los turistas de LLORECA ni para las familias gaditanas. Cerrojazo.

No sabemos si este año hay Cruzado Don Romualdo, si hay Ardentía o la Niña del Altavoz qué guasa tiene en la voz. Eso sí, la noche de San Juan un grupo de descerebrados no resistió la tentación de hacer un botellón en la playa para demostrarnos a todo lo asquerosa que es la arena y la mentira tan gorda que es el tópico de "la generación mejor formada de la historia de España". Los botelloneros son un subproducto de la LOGSE con sus tatuajes, sus piercings y sus pantalones grunge, no son mejores que las marías bingueras de La Caleta "ahora es cuando se está bien aquí". Igual han ido de erasmus a algún lado pero se comportan como australopitecus.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios