Este próximo domingo la ciudad ofrece una nueva oportunidad a los amantes de la paz, a aquellos que sueñan con una ciudad muerta, con una ciudad donde la ley, según los filtros de la nueva moral en donde, el bien y el mal solo tienen un triste color.

De nuevo se sientan las bases para la polémica mas política, en donde, y somos todos testigos, cualquier acto es objeto de crítica, burla y la más despiadada y elocuentemente doctrinal lección del buen gobierno.

En esta ocasión podrían llevar hasta razón, pues el sonido de una Harley, registrado y exclusivo, es bellamente ensordecedor. La plaza del Castillo, testigo, y no mudo, de nuestra historia, se llenará de bichos mecánicos, de puños al viento, pero también de cerveza y comida, pues estos peculiares moteros son mas amantes del correr de las viandas, y la música, que de la excesiva velocidad.

Curiosamente nuestra ciudad no es la primera vez que acoge estos encuentros, los cuales tienen mucho que ver con que tenemos un concesionario, sitio oficial de la mítica marca de la lejana Milwaukee. Y es que lo que para algunos será otra patochada de un indigno gobierno, que, aunque elegido democráticamente, merece la defenestración, reportará más beneficio que perjuicio, la mayoría de ellos se alojaran en hoteles, gastaran en la ciudad y llenaran nuestros restaurantes, todo lo cual, de forma indirecta y directa redundara en nuestro propio beneficio.

Aun así, Facebook se llenará de comentarios desagradables, insistiendo en que el evento se debió hacer en el último rincón de la Sierra de San Cristóbal, lamentando la suciedad acumulada tras el paso de las motos, y haciendo fotos de los últimos alcorques que encuentran para poder publicar la lamentable imagen de una lata de cerveza abandonada allá en lo más recóndito de Valdelagrana.

El domingo, sin embargo, tal y como se demuestra últimamente, el evento se llenará de ruido, de luz y color, y de críticas, pero aun así, espero que se marchen satisfechos, admirados de una acogida que hará mas ruido que la crítica, ensordecida por un motor potente que comienza a despegar.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios