Pablo Durio

pdurio@diariodecadiz.com

El monte de la Junta es malagueño

El del lunes era un consejo de gobierno centrado en Cádiz, pero ese mismo día Málaga se llevó inversiones por la mitad de las anunciadas a bombo y platillo para la provincia Marín anunció un plan turístico de 8,7 millones; el mismo plan destina 16,8 millones para la provincia malagueña

El alcalde de Cádiz conversa con el presidente de la Junta el lunes en el Oratorio, antes de la reunión del consejo de gobierno andaluz.

El alcalde de Cádiz conversa con el presidente de la Junta el lunes en el Oratorio, antes de la reunión del consejo de gobierno andaluz. / Julio González

Las comparaciones nunca son buenas, sobre todo porque siempre que se hacen pierde Cádiz. La Junta de Andalucía ha pasado en estos tres años de tener una clara capitalidad en Sevilla a perder la vista por la presidencial Málaga. Y eso se constata demasiado a menudo con las decisiones que se toman en San Telmo, los proyectos que se apoyan y las inversiones que se hacen. Este lunes el Consejo de Gobierno andaluz acudía a Cádiz a teatralizar una apuesta decidida por la provincia; y en eso se esmeraron sus dos máximos representantes, que se deshacían en elogios y que aseguraban haber centrado en los intereses de los gaditanos buena parte de la reunión. Pero sobre la mesa del Oratorio otros asuntos se abordaron, reflejando el resultado que pese a ser un encuentro eminentemente gaditano, Málaga salió bien airosa.

Destacó Moreno Bonilla en su intervención que la visita de los consejeros al Oratorio de San Felipe había servido para aprobar distintas inversiones por importe de 223 millones de euros; algo que a juicio de la intervención del presidente no es nada habitual para una provincia, aunque a día de hoy nadie en la Junta ha concretado el destino y las inversiones concretas de esos millones. Algo muy distinto a lo que le ocurrió a Málaga, que en ese mismo consejo de gobierno percibió de manera directa inversiones por valor de algo más de 111 millones y medio de euros. Es decir, la mitad de lo que el gobierno andaluz decidió y escenificó conceder a la provincia.

Los representantes del gobierno andaluz mezclaron datos actuales y pasados, inversiones previstas para este año con las realizadas desde su llegada a San Telmo en 2019, para defender esa apuesta por la provincia que en palabras de Moreno Bonilla quieren que sea “locomotora económica de Andalucía”. En esa maraña de datos, por ejemplo, mencionó el presidente una inversión de 28 millones para carreteras, obviando que de esa partida se destinarán 0 euros en Cádiz frente a 11.754.031 euros que irán a parar al sur de la provincia de Málaga. También destacó que para la provincia se habían previsto casi 24 millones de euros en infraestructuras sanitarias, sin mencionar que ese mismo día se aprobó una inversión de 99,8 millones para el transporte sanitario de Málaga.

Hablando de Sanidad, sí refirió el mandatario andaluz el proyecto de construcción del nuevo hospital, del que por el momento no hay dato económico concreto ni plazo temporal alguno; todo lo contrario al proyecto homónimo de Málaga, presupuestado en 375 millones y que ya está en marcha con la inminente licitación de la redacción de los proyectos para que las obras se inicien este 2022 y estén en 2027.

Por si fuera poco, el vicepresidente Juan Marín tomó la palabra para hablar de Cádiz como la provincia “con mayor índice de ocupación de toda España”, destacando los destinos de Conil, Barbate, Tarifa o Chiclana como los más requeridos a nivel nacional. Es por eso que sacó pecho el también consejero de Turismo del Plan de Sostenibilidad Turística que invertirá en la provincia 8,7 millones de euros repartidos en tres proyectos concretos. Pero lo que no dijo Juan Marín es que Cádiz, la líder indiscutible del turismo andaluz, es la cuarta provincia en importe económico de ese plan en la comunidad; como tampoco dijo que ese mismo plan promocionado con toda solemnidad en el Oratorio destina a Málaga nada menos que 16,8 millones de euros. Es decir, el doble de Cádiz.

La visita a la capital gaditana quería testimoniar “que Cádiz es prioritaria para su gobierno”, como trasladaba la propia Junta de Andalucía. Pero lo cierto es que incluso promocionando la bandera gaditana del gobierno, Málaga se llevó un buen pellizco de la reunión del lunes. Y en Cádiz se siguen esperando muchas grandes inversiones que la ciudad y la provincia necesitan y de las que la administración autonómica sigue sin hablar, o sigue mencionando de manera difusa e incierta. La cabra tira al monte, dice el refrán. Y el monte de la Junta sigue siendo malagueño.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios