Educación Los días festivos y los lectivos en el puente de diciembre

Helena Arriaza

helenacadiz89@gmail.com

Las historias de los Íñigos en la Historia

Un comienzo de otoño de rupturas. La de Tamara Falcó e Íñigo Onieva, la de Laura Escanes y Risto Mejide… Y muchos, muchísimos comentarios.

Entre los más acertados está el que puso la periodista Luz Sánchez-Mellado en Twitter: "Tamara, quiérete". Porque eso es en lo que debería centrarse ahora la marquesa de Griñón. Pero qué difícil. Si ya cuando estas cosas pasan sin ser famosa se hacen un mundo, cuando encima el foco mediático está puesto en ti, tiene que ser de traca.

Casi desde que empezaron su relación, los rumores de infidelidad han sido constantes y también los comentarios de no entender cómo ella seguía con él. Algo a lo que ahora hay que sumar los "te lo dije". Pero cuando se trata de amor, de apostarlo todo a alguien, de idealizar una vida con la que crees la persona correcta, no ves más allá. Por mucho que te digan tu madre, tus amigas o tu hermana, tú sigues cuestionándote la razón de la traición, de cómo ha hecho eso, de qué le falta contigo para que se vaya con otra. Y es cuando te empiezas a querer, cuando ves que no es lo que tenga otra que no tengas tú, o que no es lo que te falte a ti. Es lo que le falta a él.

Aunque parezca fácil, es difícil darle la vuelta y llegar a la conclusión de que hay que focalizar en las carencias de esa persona a la que habías idealizado. Hasta que por fin ves que le falta lealtad, sinceridad, madurez, compromiso (bueno, mejor dicho, engagement). Que le faltan tantas cosas, que lo mejor que te puede pasar es que incluso tengas que paralizar unos planes de boda que ya habías gritado a los cuatro vientos hacía solo dos días. Porque si la infidelidad no llega a salir a tiempo, te sigues enganchando, le abres las puertas de tu casa como hizo ella, te imaginas proyectos de futuro que él derrumba de un plumazo con su actitud. Y al final, la que acaba hundida eres tú. Así que, aunque ahora no lo vea, esto es lo mejor que le ha pasado a Tamara en este momento y ojalá no vuelva con él.

A raíz de esta infidelidad, son muchas las preguntas que han surgido en los últimos días. ¿Habrá reconciliación? ¿Seguirán adelante con sus planes de boda? ¿Qué pasará ahora con la segunda temporada del reality de Netflix de Tamara Falcó?

Sobre esto último, todo apuntaba a que versaría sobre los preparativos de su boda con Íñigo Onieva. Ojalá sea una temporada sobre cómo superar a esos Íñigos. A esos hombres inmaduros, infieles y traidores por los que se da todo para que después te den la patada que más duele. Pero oigan… Bendita patada

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios