Un alcalde anti-escuela pública

El Alambique

08 de julio 2024 - 07:00

Tenemos un alcalde que se prodiga en actos de apoyo a colegios privados de El Puerto y ningunea a la escuela pública. Ahora pretende otorgar la medalla de oro de la ciudad al colegio Grazalema-Guadalete, que discrimina por sexos a los alumnos, y pertenece a una orden religiosa que adoctrina al alumnado en el catolicismo más conservador.

Argumenta que es un centro de excelencia; para Beardo, los colegios e institutos públicos no lo son. Como profesor que he ejercido en institutos públicos durante casi cuatro décadas, me indigna la actitud de los políticos que enaltecen la escuela privada, sólo asequible a familias de rentas altas, y denigran la pública, la que garantiza la igualdad de oportunidades de toda la población.

Beardo suele acudir a inauguraciones de curso de centros privados de élite económica. Y hace poco acudió a la graduación del centro que quiere condecorar, acompañado por una insólita comitiva de altos cargos de la Junta: secretaria general, delegada territorial y dos inspectores. Jamás he visto en mi instituto semejante despliegue.

Las mejores notas de selectividad, que es uno de los pocos controles en los que se pueden comparar los resultados educativos de los diferentes centros, suelen ser alumnas de centros públicos. Este año en Cádiz, también. Los institutos de El Puerto han sido innovadores a nivel andaluz en los módulos profesionales y en proyectos de investigación. Ahí está el microsatélite diseñado por alumnos del instituto Santo Domingo y por el que han recibido el reconocimiento a nivel andaluz y nacional como iniciativa relacionada con tecnologías innovadoras. Y eso que la escuela pública juega con desventaja, ya que absorbe la práctica totalidad del alumnado de barriadas desfavorecidas y a los hijos de inmigrantes. También sufre el desvío creciente por la Junta de fondos públicos a los centros privados. Y aún así, son escuelas de excelencia educativa y social.

Ante la petición realizada por la Marea Verde para que se dedique una rotonda a la Escuela Pública, lo que ya se ha hecho en otros municipios de la provincia, Beardo ha respondido que “mientras que yo sea alcalde, esa rotonda no se va a hacer”. Se retrata un responsable público que estudió, gratis, en un instituto de nuestra ciudad.

También te puede interesar

stats