Muere Jesús Quintero Cuando una chirigota del Carnaval de Cádiz se disfrazó del Loco de la Colina

Levantamos una murallita desde el campo de guía hasta San Luis, tira para el cementerio, y de ahí a la rotonda de la Renfe. El tramo del río, siendo río, no necesita tapia. En tres puntos clave ponemos puerta con torno y taquilla: plaza de Toros, Santa Clara y Pozos Dulces. Cartelitos con los precios y horarios de visita, y al lado, una mascota, probablemente un animalito antropomorfo de colorines con pinta de imbécil, elegido en votación tras concurso público. El nombre de la mascota será tipo perro portuense: Camaleony, Coquinery, Cigüeñy... El concejal de Arte podría influir en la elección, pero no debe saberse.

Una vez dentro del recinto histórico, bancos a cada veinte metros. Bancos de sentarse a cada cincuenta. Quioscos a cada cien. Todos gestionados por los cinco restaurantenientes de toda la vida, para tenerlos contentos y no nos agüen el proyecto. Lo mismo con los barecillos, tascas y hamburgueserías, que conservarán los nombres tradicionales de negocios locales. Los gastrobares, neobares y chupibares no tendrán cabida, a no ser que se adapten a los nuevos tiempos y sirvan papas aliñás, normalitas, sin reducción de pedro sánxez ni cosas de esas. Las ruinas ornamentales que salpican todo el casco estarán señalizadas en guías multilenguaje. En casos excepcionales, los despojos y vestigios más feos serán reconvertidos en casas de apuestas con habitaciones de alquiler de alto estandin en sus azoteas (esto puede ser lo más rentable del proyecto).

A la población autóctona se le abonará una paga íntima universal, siempre que no salgan del recinto y consuman, se fotografíen y compren todo aquí. Se les premiará con un plus proporcional a su gracejo. Si abren la boca para quejarse, se montan unos altercaditos teatralizados y una represión aparente, y listo (muy viralizable todo y por tanto, monetizable).

Si no os gusta este proyecto, mañana os traigo el 646, que incluye vuelos regulares desde el Aquasherry hacia Marte. Que hay que mirar al futuro que ya es presente.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios