El actual anuncio del temido adecentamiento de Pozos Dulces a nadie deja indiferente, y es que los vaivenes políticos provocados por los parkings dan, dieron, y seguirán dando para mucho. Por hacer un poco de historia, olvidada a conveniencia según para qué y sobre todo para quién, lo que se vendió como inversión se usó en campaña para, atrayéndose a una minoría, enarbolar la bandera del inconformismo y la lucha callejera, con su consecuente rédito político.

Un beneficio electoral traicionado de antemano, cuando los mismos que se opusieron, llegados a su lugar, defendieron como algo inquebrantable, un nudo gordiano de legales maneras de imposible solución, aunque se empeñase la palabra en acabar con ellos. Algo que luego, con el tiempo, se ha demostrado que sí se podía deshacer, precisamente por los mismos, que sin serlo, excepto en el color, demostraron que todo es posible.

Ahora, con una realidad más cercana, casi más practica que oportunista, se aprovecha para soterrar el proyecto y se sigue avanzando. Pero ahora queda lo mas difícil, pues quienes hicieron campaña baja un lema no dudarán en hostigar a los que sin anunciar su slogan harán lo que prometieron otros. Y es que, la política, la vieja política tiene esas menudencias, que permite las licencias poéticas en donde el todo vale, en donde la hemeroteca es solo ciencia ficción y en donde la normalidad está mal vista.

Sin embargo, creo que, y me alegro, es cada vez más claro que la gente se cansa de las luchas, del odio, del revanchismo, de las falsas banderas blancas en manos de visionarios de colores, ya sean rojos, verdes, azules o amarillos, como los trabubus de los delincuentes. Ansioso espero, y si llevamos con la chaza casi ocho años, seis meses me parecerán pocos para retornar a la dignidad de una entrada, una entrada que cuando desaparezca, algunos niños nacidos bajo aquel slogan habrán hecho la comunión, y es que los tiempos, los tiempos avanzan que es una barbaridad.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios