Análisis

CARLOS BENJUMEDA

Cargadores a Indias

La iniciativa de pedir una subvención para poner en marcha en el Palacio de Araníbar un Centro de Interpretación de El Puerto de los Cargadores a Indias fue aprobada por unanimidad en el pleno del martes. Si existe un lugar en la Baja Andalucía que es acreedor de un centro dedicado a mostrar la forma de vida de la nobleza mercantil que hizo posible el florecimiento del comercio con América, en lo que se denominó la Carrera de Indias, ese lugar es El Puerto de Santa María. La ciudad actual es heredera de aquellos siglos en los que su población estuvo volcada en el comercio de Ultramar, favorecida por el traslado de la Casa de Contratación de Sevilla a Cádiz en 1717, lo que facilitó que El Puerto se convirtiera en un lugar estratégico por su privilegiada ubicación. De aquellos siglos se conserva un importante legado artístico, religioso y cultural, y sobre todo arquitectónico, constituido por las casas-palacio o casas de cargadores a Indias, construidas a lo largo de los siglos XVII y XVIII. Son los grandes edificios que hicieron que se conociera a El Puerto con el sobrenombre de Ciudad de los Cien Palacios. En ellos, la vocación marítima es visible, tanto por sus torres miradores, que se asomaban a la Bahía, como por detalles de su ornamentación, las advocaciones religiosas que tuvieron, e incluso, en los casos de edificios cercanos al río, por mantener factorías para la reparación de elementos de navegación de los barcos de sus propietarios. Una parte de las casas de cargadores a Indias se ha restaurado y actualmente son edificios que albergan dependencias municipales. Otras casas-palacio se están viniendo abajo, y han sufrido derrumbes y pérdidas irreparables en su patrimonio, incluso la caída parcial de alguna torre vigía. Los cargadores a indias procedían de lugares de Europa vinculados con el comercio marítimo y sobre todo del norte de España, siendo muy numerosos los apellidos de origen vasco-navarro. La mayoría crearon sagas nobiliarias que sobrevivieron en el tiempo, pero que serían posteriormente desplazadas por las dinastías bodegueras. Pese a todo, la huella de los cargadores a indias sigue muy presente, ya que fue tal el florecimiento cultural y artístico que conoció El Puerto,que su legado está íntimamente entrelazado con la historia y tradiciones de la ciudad.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios