Análisis

José guerrero 'yuyu'

Apostar a ganador

Vamos a dejar de confiarlo todo a la defensa y vamos a ir a por ciertos partidos

Lo de año nuevo, vida nueva no va con el Cádiz. Ante el Sevilla sucedió la enésima representación de lo que venimos viendo toda la temporada. Un equipo que funciona relativamente bien hasta que encaja un gol y a partir de ahí se muestra absolutamente incapaz de levantar un partido. Uno confía en que el siguiente partido sea el definitivo, ese en el que nos salgan las cosas bien en defensa y logremos adelantarnos en el marcador para volver a defender como locos y sumar los tres puntos. Pero cada partido nos vuelve a dar una bofetada de realidad. Y así no nos va a dar para mantenernos. Lo sabe hasta el más optimista de los cadistas, que de boca para afuera puede decir lo quiera, pero que de boca para adentro lo sabe igual que todos nosotros. Así no nos llega. .

Ya nos podemos traer a M´Bappé en el mercado de invierno que el problema no es alguien que marque goles, sino que a los delanteros les lleguen balones para poder marcarlos. Y si el sistema es más destructivo que ofensivo ya me dirán como van a llegar los goles si no es en acciones puramente aisladas.

Dicen los americanos que si una cosa funciona no la toques. Pero no es el caso de esta temporada. La temporada pasada esta forma de jugar nos dio la gloria. Esta no está funcionando. Y como ya hemos tenido toda a primera vuelta para comprobarlo creo que va siendo hora de probar otras cosas. Es como el enfermo al que no le funciona la medicación pero insiste en que eso le curará. A partir de hoy mismo no se puede dar por bueno un puntito, salvo los conseguidos ante los equipos en los que se casi por segura una derrota. Osasuna, rival de hoy, como tantos otros, no es de esos. Estos son partidos de tres puntos obligatorios para el Cádiz. Un punto solo es bueno si al partido siguiente se consiguen tres. Quizás en este tipo de partidos deberíamos ir a muerte, sin especular, buscando el gol desde el minuto uno y una vez marcado ya veremos si nos encerramos. Pero no podemos esperar a que se nos aparezca la virgen, porque los milagros solo ocurren una vez, no en 38 jornadas. Ante Osasunas, Elches, Alaveses, Getafes y similar es hay que ir A MUERTE, desde el minuto uno. Y no me digan que todos los rivales son complicados, porque para eso nos quedamos en casa. Ya sabemos que en Primera nada es fácil, pero no pongamos siempre carita de conejo ante el cazador.

Ganar un partido supone tres puntos, lo mismo que empatar tres, pero es ganar. Tratar de sumar punto a punto es de rácanos y, si me apuran, hasta de cobardes. Eso está bien cuando te consideras a ti mismo el peor y cualquier cosa es mejor que no perder. Pero el Cádiz no puede, ni debe, auto considerarse el peor, porque no lo es. Vamos a dejar de confiarlo todo a la defensa y vamos a ir a por ciertos partidos. Que luego ya habrá tiempo de encerrarse como el Conde de Montecristo cuando anotemos. Pero los goles no llueven del cielo, hay que ir a buscarlos. Porque si no vamos a por la gloria, será la miseria la que venga a por nosotros. No hay más.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios