XX Festival de Jerez

Y no pares de bailar...

  • Mercedes Ruiz centró su espectáculo únicamente en el baile. Sin rollos escenográficos y con una luz tenue por momentos, la artista jerezana recurrió a los cánones clásicos.

DÉJAME QUE TE BAILE. Dirección artística y coreográfica: Mercedes Ruiz. Guión y dirección escénica: Francisco López. Dirección musical: Santiago Lara. Baile: Mercedes Ruiz. Artistas invitados: Jesús Méndez y David Palomar.Guitarra: Santiago Lara. Colaboración especial: Paco Cepero. Percusión: Perico Navarro. Palmas: Javier Peña y Manuel Salado. Diseño de vestuario: Jesús Ruiz. Realización de vestuario: Fernando Ligero y Fátima Canca.Iluminación: Pedro Serrano. Sonido: José Amosa. Ayudante de producción: José Manuel Navarro. Es una producción de: Compañía de Mercedes Ruiz. Día: 29 de febrero de 2016. Lugar: Teatro Villamarta. Aforo: Lleno.

Acostumbrados a las excentricidades que a veces se proyectan en este Festival, es bueno que de vez en cuando se pase el trapo, se borre todo y se empiece de cero. Formateo en toda regla. Así lo hizo ayer Mercedes Ruiz, que centró su espectáculo únicamente en el baile. Sin rollos escenográficos y con una luz tenue por momentos (quizás demasiado), la artista jerezana recurrió a los cánones clásicos para poner en pie una nueva producción, de nuevo con la firma de Paco López.

Eso sí, apostar por el baile sin descuidar el cante, que en esta ocasión sujetaban David Palomar y Jesús Méndez, dos de las voces más significativas del panorama actual y que ya han compartido escenario con otras propuestas de la bailaora. Además, esta vez, al margen de la entusiasta guitarra de Santiago Lara, un músico que agranda día tras día su figura, se unió uno de los nombres más representativos del toque de Jerez, Paco Cepero, un artista único y con una personalidad sonora sobresaliente.

Fue él quien protagonizó uno de los pasajes más emocionantes de la noche. Por alegrías, Cepero vistó el ambiente de aromas de la Caleta y Mercedes, en un precioso diálogo entre baile y guitarra, se limitó a seguir el sonido de las cuerdas, olvidándose de cortes ni recursos habituales en el flamenco de hoy día. Despacito y al compás. ¡Qué maravilla! Su bata de cola danzó al ritmo del maestro jerezano con total libertad sacando del hermetismo en el que muchas veces se queda cualquier interpretación de este tipo. La sal la puso Palomar, exquisito en los aires de Cádiz y en esos juguetillos que tan bien maneja. Hasta el silencio y la escobilla, con castañuelas, sonaron distintos. El resultado, un teatro entregado a la improvisación. Fue uno de esos momentos que marcan.

Antes, habíamos visto a esa Mercedes airosa y fresca al seguir la milonga-garrotín de Palomar (una delicia escuchar este cante, habitualmente en desuso para los bailaores), y mucho más sobria y doliente con la seguiriya y los martinetes que Jesús Méndez había ejecutado con la solvencia que nos tiene acostumbrados.

En esta suite flamenca, nos topamos también con un variado repertorio de cantes, a veces en la voz de Palomar y a veces en la de Méndez. El gaditano abordó con delicadeza la malagueña del Mellizo a la que la guitarra de Cepero llevó en volandas, se lució en el pregón del frutero a ritmo de bulerías para que Mercedes le acompañara (algo no muy usual, bailar los pregones pero que en esta edición del Festival ya se ha repetido) y tiró de gracia para acometer esas bulerías de Cádiz que nos recordaron al gran Chano. Jesús, por su parte, ofreció una tanda de fandangos naturales que remató acordándose de Manuel Torre con un poderío abrumador.

Antes del fin de fiesta, Mercedes se apoyó en la soleá. Por Triana, Jesús Méndez, con ese acento mairenero que tanto le gusta y acompasando el cante, puso la banda sonora a la magnífica guitarra de Santiago Lara y la bailaora, en la penumbra, se fue rebuscando dejando algún destello de los suyos.

Bailó y bailó por bulerías, donde Cádiz y Jerez se entrecruzaron letras y estilos, y remató la faena invitando al resto de compañía. Pataítas y hasta cambio de papeles, reversible que diría Liñán, con Jesús Méndez y Perico Navarro tocando la guitarra y Santiago Lara haciendo de percusionista. No pares de bailar....

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios